Los 42,028 vehículos vendidos en el mes de mayo de 2020 lo convierten en el segundo peor mes de ventas en 11 años, solo superado por el pasado mes de abril con 34,903. Antes de esto, la peor caída se había registrado en abril 2009 con la venta de solo 51,395 vehículos. Las ventas acumuladas de enero a mayo son de 373,308 vehículos, cifras similares al año 2012.

Aunque en mayo se vendieron 7,125 vehículos más en comparación de abril, la tendencia se muestra aún a la baja y resulta complejo predecir los siguientes meses debido a la incertidumbre causada por los impactos que seguirá causando en los próximos meses la pandemia de COVID-19.

En junio, las principales armadoras de vehículos reiniciarán paulatinamente su producción para el mercado local y de exportación, impulsadas principalmente por el mercado automotriz en Estados Unidos. Sin embargo, la demanda del mercado interno puede no seguir este patrón. Según la Cámara Nacional de Industria de la Transformación (CANACINTRA), la demanda de vehículos ligeros caerá 25% con respecto a lo que se tenía pronosticado a principio de año o al cierre de 2019.