El Instituto de Seguros para la Seguridad de las Carreteras (IIHS, por sus siglas en inglés) advirtió en un reciente estudio que los coches autónomos no acabarían por completo con los accidentes, sino que podrían acabar con uno de cada tres.

IIHS es una organización sin fines de lucro dedicada a la investigación sobre la seguridad vial en los Estados Unidos.

El informe, realizado únicamente con datos en los Estados Unidos, señala que nueve de cada diez accidentes son originados por errores en la conducción y que la inteligencia artificial de los coches autónomos no siempre será suficiente para evitar una colisión.

“Se suele pensar que el coche autónomo hará que los accidentes se conviertan algún día en una cosa del pasado, pero la realidad no es tan simple. Debido a los errores humanos al volante que afectan al sensado, percepción, predicción, toma de decisión, ejecución y desempeño de los sistemas referentes a la autonomía, los vehículos autónomos sólo podrían evitar un tercio de los accidentes. Pero para evitar los dos tercios restantes, sería necesario programarlos para priorizar la seguridad a costa de la velocidad y la utilidad”, indica el documento.

La autora del informe, Alexandra Mueller, comentó lo siguiente: “Conseguir que un automóvil autónomo conduzca mejor que una persona es un gran reto en sí mismo, pero los coches autónomos deben de ser mejores que eso para cumplir con todas las promesas que hemos oído”.

Fuente:  Insurance Institute for Highway Safety (IIHS)