En Estados Unidos 15 estados, además del Distrito de Columbia, firmaron un acuerdo para comprometerse a la eliminación de emisiones de diésel para 2050. El objetivo se logrará a través de planes de acción para acelerar el mercado de vehículos eléctricos, especialmente en el ámbito de servicios.

Si los vehículos destinados a tareas como reparto, transporte y carga pesada fueran todos eléctricos, se daría un paso gigantesco hacia el alcance del objetivo de cero emisiones para 2050.

Los estados que firmaron el acuerdo son California, Connecticut, Colorado, Hawái, Maine, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Vermont, Washington y el Distrito de Columbia

La asociación americana Northeast States for Coordinated Air Use Management afirmó que los camiones y autobuses en las calles generan casi el 25% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero.

“Las emisiones de los camiones son la fuente de gases de efecto invernadero de más rápido crecimiento, y se pronostica que la cantidad de millas recorridas en las carreteras de la nación seguirá creciendo significativamente en las próximas décadas”, menciona el boletín.

Las entidades firmantes conformarán un grupo de trabajo para operar siguiendo las indicaciones de Northeast States for Coordinated Air Use Management.

37 empresas, entre las que destacan DHL, IKEA North American Services, PepsiCo y Unilever, expresaron su apoyo a esta causa. Resaltaron los ahorros de costos a largo plazo y beneficios que pueden ser obtenidos al descarbonizar vehículos comerciales. Es importante acotar que IKEA y DHL también son miembros de Corporate Electric Vehicle Alliance, una sociedad de empresas que promueve el uso de vehículos eléctricos.

Inversión en aumento

Las jurisdicciones firmantes revelaron que se está recibiendo una importante cantidad de inversión para lograr estandarizar los vehículos eléctricos en el sector de servicios. Se mencionó que en la actualidad hay más de 70 modelos de camiones y autobuses eléctricos en el mercado; se espera que los fabricantes produzcan muchos más durante esta década.

“Sin liderazgo federal, abordar la crisis climática requiere que los estados trabajen juntos para tomar medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de todas las fuentes. La reducción de la contaminación del aire de los vehículos de servicio mediano y pesado dará como resultado un aire más limpio para nuestras comunidades, incluidos los vecindarios de bajos ingresos y las comunidades de color que a menudo se ven desproporcionadamente afectadas por la contaminación ambiental. El anuncio de hoy refuerza los esfuerzos continuos de Nueva York para electrificar el sector del transporte y reducir la contaminación climática, ayudando a alcanzar nuestros ambiciosos objetivos de reducción de emisiones y desarrollar una poderosa economía verde para beneficiar a todas las comunidades” señaló el comisionado del Departamento de Conservación Ambiental del Estado de Nueva York, Basil Seggos. 

Fuente: Transport Topics