La industria del transporte es una de las actividades humanas que más afecta al medio ambiente. Entre 1990 y 2017 las emisiones de carbono aumentaron un 70%, representando el 24% de las emisiones totales del mundo.

Según proyecciones de organizaciones internacionales, la población mundial aumentará a 9,7 mil millones para 2050, lo que duplicará el tráfico en el planeta incrementando las emisiones de carbono.

Para solucionar este problema es importante aplicar ecotecnias en todos los niveles del sector transporte. El mayor ejemplo de transporte sostenible hasta ahora es el transporte ferroviario, que es “una de las formas de transporte terrestre más eficientes desde el punto de vista energético y medioambiental” según la Agencia Francesa de Gestión del Medio Ambiente y la Energía (ADEME).

La compañía Alstom ofreció un análisis entorno a la importancia del ecodiseño para el sector transporte. “Creemos que el desarrollo continuo del transporte sostenible solo será posible aumentando la adopción de métodos de diseño ecológico”, señalan en su sitio web.

La necesidad de reducir el impacto ambiental de los productos

El ecodiseño es un concepto que promueve el uso de ecotecnias y procesos durante el desarrollo de un producto, servicio o estructura para mitigar el impacto ambiental. Se debe tomar mucho en consideración el ciclo de vida de un producto y revisar los procesos de reciclaje post uso del determinado producto.

Algunos de los aspectos que deben considerarse son: las materias primas utilizadas, la contaminación creada durante su fabricación y entrega, cuánta energía utiliza, los desechos que genera al eliminarse, etc.

“Las cifras deben identificarse para cada producto individual, también deben interpretarse adecuadamente para lograr el equilibrio adecuado entre los diferentes factores que afectan el medio ambiente. Por ejemplo, es ineficaz apuntar a una tasa de reciclabilidad del 90% si esto es a expensas de un mayor consumo de energía o emisiones de carbono”, apunta Alstom.

La empresa ha optado por integrar el diseño ecológico en su estrategia de investigación y desarrollo de productos, con el fin de medir y limitar de manera eficaz el impacto ambiental en cada etapa del ciclo de vida.

Hacia el futuro

El crecimiento de la población y, por lo tanto, del tráfico a nivel global es inminente. Por esta razón es menester la aplicación del ecodiseño en las soluciones del sector transporte si es que aspiramos a un futuro con buenas condiciones medio ambientales.

El concepto del ecodiseño enfoque surgió en Europa en la década de 1990. Así que es relativamente una práctica muy nueva y que aún la humanidad apenas se está dando cuenta de sus beneficios.

“Para hacer frente a los desafíos del transporte sostenible, Alstom ha decidido conscientemente dar al ecodiseño un papel central en su negocio. Entre 2019 y 2020, el 25% de las soluciones desarrolladas recientemente fueron cubiertas por un proceso de diseño ecológico, incluidos los aspectos de la economía circular”, concluye Alstom.

Para ver la información completa, dar click en la siguiente dirección :

https://www.alstom.com/eco-design-pathway-towards-sustainable-mobility

Fuente: DW