La startup Haul desarrolla una plataforma de empleo para que los conductores independientes de camiones de carga puedan ser contratados por flotas privadas “on demand”.

El fundador de Haul, Tim Henry, cree que las aplicaciones “on demand” podrían dejar de requerir conductores ante la tecnología de la conducción autónoma en el futuro. Por esta razón, su plataforma garantiza el empleo de estas personas al poder ser contratadas por empresas que requieran sus servicios y cuyas operaciones no incluyan la conducción autónoma, como el transporte pesado, por ejemplo.

“En mi opinión, la contratación directa se está convirtiendo en una cosa del pasado. Esa es una gran apuesta audaz que estamos haciendo”, dijo Tim Henry, director ejecutivo de Haul.

Henry ve un modelo de arrendamiento de conductores habilitado por la tecnología como una oportunidad para reducir los costos de rotación de las flotas, que la industria estima entre $10,000 USD y $ 15,000 USD cada vez que se contrata, capacita e incorpora un conductor de reemplazo.

Con esta plataforma, las flotas podrán gestionar de una manera más eficaz su personal.

“Durante la pandemia de COVID-19, muchas flotas tuvieron que hacer ajustes laborales para las condiciones del mercado. Algunos emprendieron una intensa jornada de contratación, mientras que otros implementaron despidos. Ambas opciones aumentan costos y responsabilidades”, mencionó Henry como ejemplo.

Dado a que se trata de una solución en ámbito del empleo, los cofundadores de Haul, Tim Henry y Toan Nguyen Le han pasado por muchos procesos burocráticos para establecer su modelo de negocio.

“En el aspecto legal, pasamos mucho tiempo con abogados. Somos conscientes de que el transporte por camión ha sido un objetivo de clasificación errónea de empleos ”, dijo Henry.

“Iniciar el negocio en California podría ayudarlo a mantenerse alejado de las bombas legales, ya que Golden State se tiene las leyes laborales más estrictas de la nación. Todo lo demás sería más fácil”, añadió.

Explicó, además, que ya prepara un proceso de examinación rigurosa para determinar si los conductores interesados en pertenecer a su plataforma califican o encajan con las empresas contratantes.

Tanto Henry como Nguyen Le no ven a los vehículos autónomos reemplazando la demanda por conductores. Si acaso, las flotas necesitan conductores para pilotear o supervisar las nuevas tecnologías por mucho tiempo antes de que esta los reemplace.

Fuente: CCJ