Volvo Trucks Norteamérica ha dado otro paso hacia el futuro de la movilidad eléctrica en el ámbito de vehículos pesados. En esta ocasión, brinda nuevas opciones de carga a través del proyecto Volvo LIGHTS, que establece una alianza con REMA EV Connections para avanzar en el desarrollo de este tipo de tecnologías.

Volvo LIGHTS es una colaboración con el Distrito de Administración de la Calidad del Aire de la Costa Sur (SCAQMD) y otras 13 organizaciones para desarrollar un plan para introducir con éxito camiones y equipos eléctricos de batería en el mercado a escala.

A través de conectores CCS2, se plantea ampliar los puntos de carga para los vehículos eléctricos de transporte pesado. Este artefacto no es nuevo, en Europa, Australia, América del Sur, África y Asia se ha utilizado, mientras que en Estados unidos se ha hecho uso más del conector CCS1.

Volvo Trucks Combined Charging System

Con la introducción del conector CCS2 a Estados Unidos, el cual ya pasó por un proceso de verificación, permitirá a los conductores o flotas comprar estos sistemas de carga rápida directamente de los proveedores, incluido el proveedor de Volvo LIGHTS, ABB, y no tener que pasar por un complejo proceso de certificación de campo después de que se instalen los cargadores.

“La certificación CCS2 UL brindará a las flotas más opciones de carga y mayor flexibilidad para integrar vehículos eléctricos de batería en sus flotas en un espacio de mercado muy incipiente. Como parte del innovador proyecto Volvo LIGHTS, nuestro equipo se complace en colaborar con ABB y REMA para acelerar la certificación UL del conector CCS2, que se utilizará para cargar los camiones eléctricos VNR piloto de Volvo”, dijo Keith Brandis, vicepresidente de asociaciones y soluciones estratégicas de Volvo Group.

Cabe mencionar que el CCS1 y el CCS2 se diferencian principalmente porque el primero está diseñado para carga monofásica, mientras que el CCS2 permite la carga trifásica a través del estándar J 3068 NA.

“Algunos operadores de flotas de servicio mediano y pesado se beneficiarán de la carga de corriente alterna, ya que puede simplificar en gran medida la instalación de la infraestructura al hacer uso de un convertidor integrado ubicado en muchos vehículos eléctricos”, añadió Brandis.

Estos sistemas de conectores los fabrica REMA EV Connections, quienes conjuntamente con Volvo, comercializarán estos servicios para que las flotas tengan carga eléctrica garantizada en sus operaciones.

REMA se enorgullece de ser el primer fabricante de cables en Estados Unidos y en recibir la certificación UL para el conector de vehículo CCS2“, dijo Tim Rose, Gerente General de REMA

Otro proveedor seleccionado por Volvo es ABB, quienes se encargaran del hardware del proyecto y de instalar una combinación de cargadores de vehículos eléctricos públicos y privados con capacidad de alto voltaje que utilizan conectores CCS2 de REMA, incluidos Terra 54 HV (50 kW) y HVC 150 Depot. Caja (150 kW).

La flexibilidad es la clave del éxito en una industria dinámica como la electrificación de flotas (…) Como el primer fabricante de cargadores en ofrecer cargadores de vehículos eléctricos multi estándar, ABB estaba lista para apoyar esta iniciativa con soluciones de carga seguras y fiables. Esperamos poder ofrecer sistemas de carga CCS2 certificados por UL a los operadores de flotas en América del Norte “, indica Bob Stojanovic, director de infraestructura de vehículos eléctricos de ABB Norteamérica.

Fuente: VTNA