La startup Publicitube conceptualizó un autobús eléctrico que puede conectarse con otros iguales para transferirse energía de manera autónoma y poder así lograr un rango mayor de operación. Los vehículos se conectan similar a los andenes de trenes.

Con este avance los autobuses de una misma flota pueden compartir baterías en caso de que una unidad se agote. Los puntos de contacto de los vehículos están ubicados en las partes delantera y trasera de cada unidad.

Gracias a este innovador diseño, los vehículos nunca se verán demasiado lejos de un punto de carga, los cuales aún son escasos en la infraestructura de la movilidad en la mayoría de los países, incluso los considerados primer mundo.

Se podrán organizar largas rutas considerando procesos de recargas temporales en el camino para poder llegar a los destinos de manera eficiente.

Cuando los autobuses estén estacionados, estos podrán recargarse formando una fila para que todos se alimenten de la misma fuente de energía, distribuyendo a todos los vehículos de la flota de manera simultánea.

En este sentido, la tecnología eléctrica en el ámbito de viajes largos en vehículos pesados como autobuses de larga distancia y tractocamiones no es muy prometedora en el corto plazo, pues aún no se cuenta con soluciones e infraestructura que puedan garantizar el rendimiento de las baterías y motores si se viaja durante mucho tiempo.

Sin embargo, este diseño podría ser determinante para avanzar hacia estas necesidades sustentables en el sector transporte.

Fuente: EcoInventos / Behance