El anuncio de la estrategia de la electrificación de Scania supone otro paso en el camino hacia la conducción libre de combustibles fósiles. Siendo consecuente con los compromisos previstos en el Acuerdo de París, es necesario descarbonizar, a nivel global, todo el sector del transporte comercial pesado antes de la llegada de 2050.

En este sentido, el Pathways Study de Scania apunta que el objetivo es alcanzable y también tiene beneficios económicos y para la salud, si se emplean acciones inmediatas.

Scania es el primer OEM de transporte pesado que ha establecido objetivos climáticos en línea con lo que la ciencia dice que es necesario para limitar el calentamiento global a muy por debajo de 2 °C para mediados de siglo. En este caso, la compañía reducirá las emisiones de CO2 de sus propias operaciones en un 50% para 2025 y reducirá las emisiones de sus productos mientras están en uso en un 20% durante el mismo período. Estos objetivos han sido validados por la iniciativa Science-Based Target. y sigue una vía de descarbonización agresiva.

Transporte libre de combustible fósil

Si bien la conducción eléctrica es la energía sustentable más reconocida, no es la única. Scania está consciente de la necesidad de emplear todas las soluciones sustentables para superar el combustible fósil.

Cabe mencionar que todos los camiones de la empresa vendidos desde 2014 pueden funcionar con biocombustibles y la empresa ha pedido durante mucho tiempo más apoyo de los responsables de la toma de decisiones para una adopción más amplia de estas soluciones.

Sin embargo, también es cierto que los vehículos eléctricos son la tecnología de transporte sostenible más reconocida. Se reconoce que son una ruta eficiente y rentable para el transporte sin fósiles. Y con ese entendimiento, la tecnología se está desarrollando más rápido de lo esperado.

El futuro más cercano es eléctrico

2019 fue el año que alcanzó mayor cantidad de ventas de vehiculos eléctricos. Por citar un caso, los automóviles eléctricos ya representan la mitad de los automóviles de pasajeros en Noruega, y el país también se está preparando para invertir fuertemente en flotas comerciales eléctricas.

Vale acotar que Scania es una de la empresas que se encuentra desarrollando soluciones para la movilidad eléctrica en el sector comercial y pesado.

“Las políticas públicas de gran alcance, como los subsidios para los vehículos eléctricos, el endurecimiento de los estándares de ahorro de combustible y las prohibiciones de los vehículos diésel para mejorar la calidad del aire de los ciudadanos y reducir las emisiones de carbono, solo sirven para acelerar la transición eléctrica. También existe un imperativo económico claro en el trabajo: muchas empresas en diversas industrias, especialmente en el comercio minorista, ahora piden soluciones sostenibles, incluidos los vehículos eléctricos” Esto menciona Scania en su comunicado

“La falta de infraestructura de carga y los problemas de almacenamiento de energía han obstaculizado hasta ahora los transportes pesados ​​eléctricos de larga distancia. Sin embargo, los desarrollos recientes en la tecnología de baterías están abriendo perspectivas también para operaciones electrificadas pesadas de larga distancia. El impulso se está construyendo y Scania espera un avance significativo dentro de unos años”, añade el comunicado.

Fuente: Scania Newsroom

https://www.scania.com/group/en/home/newsroom/news/2020/how-electric-vehicles-fit-into-scanias-sustainability-journey.html