Bosch en conjunto con el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) desarrollaron una app que advierte al usuario sobre conductores irresponsables en el camino que pongan en riesgo la integridad del usuario.

La aplicación donde se integra el ‘Wrong-way Driver Warning’ de Bosch, se llama RACC Infotransit, actualmente cuenta con más de 330,000 usuarios activos. Además ha servido para que el conductor identifique vías congestionadas o fuera de servicio, así como accidentes. También proporciona información sobre la localización de sensores de velocidad, gasolineras, etcétera.

La organización citó datos que señalan que en Europa se producen cerca de 4,500 accidentes frontales al año. Tomando en cuenta que no se trata de un tipo de accidente común, las probabilidades de muertes son altísimas y, generalmente se producen por error o irresponsabilidad de conductores que deciden tomar vías en sentido contrario.

RACC Infotransit, a traves del modulo de Bosch “Wrong-way Driver Warning”, detecta un promedio de 20 casos semanales de conducción en sentido contrario en Europa. El sistema detrás de la app es capaz de anticipar al conductor “kamikaze” a 500 metros de distancia para avisar al usuario de la aplicación y que éste tome las medidas para evitar una colisión.

La solución de advertencia que desarrolló Bosch funciona desde la nube, siendo compatible con cualquier equipo tipo smartphone, independientemente del sistema operativo. La aplicación compara la velocidad real en la que va el vehículo equivocado con la velocidad permitida en la vía, relacionando la ubicación del usuario, para así interpretar que se trata de un riesgo que puede terminar muy mal.

La app está al servicio de los conductores desde el mes de marzo de este año. Desde entonces, ha detectado once casos de conducción en sentido contrario en España, tomando en cuenta que el flujo de vehículos disminuyó abruptamente desde la contingencia por la pandemia de coronavirus.

Fuente: Postventa.info / Bosch