La startup Swiftmile está instalando estaciones de carga solar gratuita para bicicletas y scooters eléctricos en Estados Unidos y Europa.

El fundador de la startup, Colin Roche, cuenta que le surgió esta idea tras ganar una bicicleta eléctrica hace varios años. Él practicaba ciclismo, sin embargo lo había abandonado por una lesión en la rodilla, hasta que llegó a su vida su nueva bicicleta.

“Me consideraba ciclista hasta los 35 años, que fue cuando desarrollé una artritis severa en la rodilla debido a años de jugar fútbol. Por eso fue un hecho tan fortuito para mí; literalmente me hizo volver a andar en bicicleta con la ayuda de una bicicleta asistida por pedaleo y me abrió los ojos a lo que pueden cambiar las reglas del juego para volver a andar en bicicleta “, relató.

En ese momento pensó en que se necesitaba una infraestructura de carga pública para bicicletas eléctricas. Roche, con su idea, se fue a una incubadora de emprendedores donde logró la fundación de Swiftmile.

Las estaciones de carga de Swiftmile se alimentan con energía solar y son de acceso gratuito para los usuarios de bicicletas eléctricas y scooters

La startup obtiene ingresos de los espacios publicitarios que tienen sus estaciones. Los municipios o alcaldías no tienen que pagar por la instalación, solo proporcionar los permisos para que Swiftmile se haga cargo del resto.

La startup utiliza algunos modelos de negocio diferentes para que el concepto funcione.

Las compañías de bicicletas eléctricas o scooters también pueden comprar estaciones de carga, y luego esas estaciones cobrarían solo los modelos de vehículos de esa compañía.

La finalidad principal es promover esta solución sustentable para el beneficio de la sociedad y el medio ambiente.

“Nuestro programa con ciudades no les obliga a pagar nada. Solo necesitamos acceso a una fuente de energía y una buena ubicación para colocar el sistema con nuestra pantalla digital. Esa fue una pieza clave para hacer de esto un ganar, ganar, ganar para todos. Las ciudades lo obtienen gratis, los anuncios pagan por el sistema y los pasajeros pueden usarlo gratis “.

Solo en julio de este año, Swiftmile recibió 5 millones de dólares en inversión, que se sumaron a otros 6 millones que había recibido la startup anteriormente.

Sobre el financiamiento, Roche comentó:  “Realmente es para ejecutar nuestra cartera y escalar nuestros centros de movilidad en todo el mundo. Estamos en las etapas iniciales de una revolución en bicicletas eléctricas, scooters, triciclos, etc. Esperamos convertirnos en la estación de servicio del futuro para ayudar a construir un ecosistema sostenible ”.

Fuente: Electrek