Scania está trabajando en el desarrollo de un camión-remolque híbrido conectable capaz recargarse a través de sus enchufes y paneles solares. De esta manera el vehículo tendrá más fuentes de carga para evitar que se quede sin energía durante sus operaciones. Además, posee un tanque de combustible sólo para emergencias.

La compañía señala que este vehículo, gracias a sus paneles solares, podrá ofrecer un ahorro de combustible de 5% a 20%, según el lugar en donde se encuentre en la carretera.

Cabe mencionar que Scania no fue la primera empresa que se le ocurrió colocar paneles solares a un vehículo. En 2017, Dethleffs e.home  lanzó su autocaravana solarizada, el cual llamó mucho la atención en la industria para ese entonces.

Scania aspira que su prototipo pueda trascender para ser aplicado en el mundo real. Se trata de un remolque de 18 metros de longitud, cubierto con 140 metros cuadrados de paneles solares en el techo y en los laterales.

Será puesto a prueba en Suecia, a través de una alianza con Ernst Express, para confirmar su eficacia durante tareas operativas. Scania adelantó que teme que durante el invierno en Suecia no haya suficiente sol como para alimentar el vehículo, lo cual no permitirá que se aprovechen sus ventajas al 100%.

Sin embargó, Scania afirma que es el vehículo perfecto para lugares como, por ejemplo, el sur de España, donde podría maximizar sus beneficios de ahorro de energía y combustible.

Según proyecciones de la compañía, el remolque podría generar hasta 14,000 kWh al año en Suecia. Junto con Ernst se espera probar que el remolque pueda generar energía suficiente para devolverla a la red cuando se carguen por completo las baterías y el vehículo esté estacionado.

El desarrollo de este proyecto cuenta con el financiamiento de la agencia de innovación del gobierno sueco Vinnova.

Fuente: Scania