2020 es un año de tragedias y catástrofes naturales que para las personas supone una prioridad contar con servicios como Internet y electricidad, ante el confinamiento. En algunos países cada día se suman más motivos para no salir de casa. No solo por la pandemia, sino también por los huracanes.

David Schneider publicó en la revista IEEE Spectrum un interesante artículo sobre la importancia de poder contar con energía eléctrica e internet de producirse un apagón por un huracán durante la pandemia de Covid-19.

“No me importa la oscuridad resultante. Lo que realmente no me gusta es perder el acceso a Internet, especialmente ahora que es mi principal conexión con el mundo debido a la pandemia. Y la pandemia está reduciendo la cantidad de equipos de campo disponibles para reparar líneas eléctricas, lo que hace que los apagones duren aún más. Así que este año, me dije a mí mismo que me prepararía para un apagón de la forma más autónoma posible”, escribe Schneider.

La preocupante situación de no contar con energía para sus equipos como celulares, computadoras o televisores lo impulsó a una interesante idea que comparte en su espacio dentro de la revista: usar pedales para alimentar su fuente de energía de respaldo.

Pensó en la energía solar como fuente para cargar sus paneles que compró en Amazon, pero considera que debido a los huracanes el clima podría no estar precisamente soleado como para garantizar su alimentación, así que pensó en sus piernas para complementar.

“¿Y si los cielos permanecieran grises durante muchos días seguidos? En lugar de intentar comprar suficiente almacenamiento en la batería para cubrir todas las eventualidades razonables, decidí que mi fuente de energía de respaldo necesitaba un respaldo en sí mismo, uno que pudiera usar para cargar esa batería en momentos en que mis paneles fotovoltaicos no funcionarían. Cuando es necesario, simplemente desconecto la batería de los paneles y la adjunto a mi fuente de respaldo para recargar. Consideré brevemente si una turbina eólica podría cumplir ese papel, pero luego opté por algo que pensé que sería más confiable: mis dos piernas”, explica.

Comenta que al pedalear una hora diaria a 22 kilómetros por hora genera un promedio de 80 W, lo suficiente para que sus electrodomésticos funcionaran durante algunas horas en caso de emergencia.

“Esos 80 Wh son solo una fracción de lo que mis paneles solares pueden proporcionar en un día, pero sería suficiente para mantener mi computadora portátil conectada a Internet durante unas horas, cargar teléfonos, etc. Y pedalear con mi propia fuerza me pareció una actividad saludable y reductora de estrés para pasar el tiempo durante un apagón”, apunta.

Schneider explica que se inspiró en un bloguero, cuyo nombre no mencionó, para establecer este sistema de generación de energía; sin embargo, hizo sus propias modificaciones.

“Descubrí por un bloguero que no sería difícil modificar un soporte de bicicleta estacionario para generar energía eléctrica. Aunque ya tenía un soporte para bicicletas, el mío proporciona resistencia por fricción usando una cámara llena de líquido, que no estaba dispuesto a abrir. En cambio, compré uno similar al que usó el blogger, que emplea imanes y corrientes de Foucault para crear fuerzas de arrastre en un eje que presiona contra la rueda trasera para aumentar la intensidad del ejercicio. Arranqué todas esas cosas que inducen el arrastre y conecté un motor sin escobillas al eje usando un acoplador flexible y un espaciador de madera. Luego conecté los tres cables del motor, originalmente destinado a motorizar una patineta y ahora actuando como generador, a un puente rectificador trifásico. La salida del rectificador a su vez está conectada a mi batería a través de un medidor Drok. Este medidor me permite monitorear el voltaje, la corriente, la potencia y la energía total producida”.

Illustration of the components of the bike battery.

El gran aprendizaje que tuvo Schneider, tras esta experiencia, es el valorar la energía y no desperdiciarla. Invita a niñas y niños a entender el valor de la electricidad y a apagar aparatos que no estén usando, debido a que la generación de energía por cuenta propia es, según cuenta, un esfuerzo considerable.

Fuente y articulo original: IEEE Spectrum

Sugerencia del Dr. Hipólito Aguilar Sierra, Doctor en Ciencias de Control Automático, Investigador SNI Nivel 1