Dentro de Volvo Cars, el nuevo simulador de conducción es considerado el “definitivo” en su clase. Además de que muchos se divierten en él, como si se tratara de un videojuego, el sistema reúne información para desarrollar avances en el ámbito de conducción autónoma.

El simulador está conformado por un asiento que se mueve, un volante y un casco de realidad virtual. Según sus usuarios, dentro de él “es difícil distinguir la realidad de la simulación”.

Según las firmas especializadas en desarrollo 3D en tiempo real Unity y los expertos finlandeses en realidad virtual y mixta Varjo, el simulador permite conducir en carreteras reales del mundo, creando representaciones fidedignas de las rutas.

Esta tecnología permite la simulación de un sinfín de escenarios de tráfico que alimentan la inteligencia artificial de softwares para la conducción autónoma. De esta manera, se extrae información para el desarrollo de nuevas funciones de seguridad y asistencia al conductor. Vale acotar que el año pasado Volvo Cars, en colaboración con Varjo, logró la conducción de un automóvil real a través de un conductor que estaba fuera del vehículo con casco de realidad mixta.

Casper Wickman, líder senior de Experiencia de Usuario en el Open Innovation Arena de Volvo, considera que estos avances permiten el estudio de reacciones humanas reales en un entorno seguro.

“Trabajar junto con grandes empresas como Varjo, Unity y Teslasuit nos ha permitido probar tantos escenarios que parecen y se sienten totalmente reales, sin tener que construir nada físicamente. Nos permite probar vehículos reales en escenarios de tráfico que se ven y se sienten reales, pero que se pueden ajustar con solo tocar un botón”, comentó Wickman.

“Al utilizar esta tecnología de vanguardia, estamos explorando y liderando el desarrollo para crear autos seguros en el futuro. Es genial participar en eso ”, añadió.

Fuente: Volvo Cars