La startup china AutoX, respaldada por Alibaba, está promoviendo “robotaxis” en la ciudad de Shenzhen. La conducción autónoma está a la vuelta de la esquina.

¿Qué son los robotaxis? Son taxis autónomos que pueden contactarse desde una plataforma. Entiéndase como un Uber que viene a buscarte y llevarte, pero sin un conductor.

Las leyes en China demandaban la presencia de un conductor de respaldo en los vehículos autónomos por seguridad; sin embargo, AutoX ha logrado superar esta barrera con su flota local de 25 autos. El gobierno no está restringiendo en qué parte de la ciudad opera AutoX, aunque la compañía dijo que se están concentrando en el centro de la ciudad.

En cuanto al proyecto en general, el CEO de AutoX, Jianxiong Xiao, lo describe como “un sueño”. “Después de trabajar tan duro durante tantos años, finalmente hemos llegado al punto en que la tecnología es lo suficientemente madura, que nos sentimos seguros de nosotros mismos, para eliminar realmente al conductor de seguridad”, dijo.

AutoX cuenta con una flota de 100 vehículos dedicados a conducir a diario en las carreteras para recoger información valiosa y mejorar la inteligencia artificial del software. Este proyecto paralelo ha hecho que la startup se gane la confianza de las autoridades.

“Desde un punto de vista técnico, el coche está listo. Es muy importante tener este coche, de lo contrario no podemos quedarnos sin conductor”, añadió Xiao. Xiao fundó su empresa en 2016. Se desempeñaba como un profesor asistente en Princeton, sus colegas, estudiantes y allegados lo llama “Profesor X”.

El proyecto descrito en este artículo aún está en modo de prueba y actualmente no está abierto al público. Xiao espera obtener los permisos del gobierno para operar libremente en los próximos dos o tres años.

Es importante mencionar que AutoX no es la única empresa en lograr que la conducción autónoma sea una realidad. En octubre, por ejemplo, Waymo de Alphabet dio un paso más y dijo que comenzaría a abrir su servicio de transporte no tripulado a los miembros del público en Phoenix, Arizona. Esta startup está ofreciendo viajes de prueba a través de una app.

Se cree que los gobiernos están respaldando estas iniciativas como parte de una “carrera por la conducción autónoma”, compitiendo de esta manera sobre qué país alcanza este logro primero.

AutoX no solo enfrenta competencia extranjera, sino también interna. Xiao comenta que la pandemia ha impulsado la necesidad de servicios sin contacto, razón por la cual varias empresas han avanzado mucho este año, en este sentido.

Didi y Baidu también cuentan con iniciativas muy avanzadas de conducción autónoma que muy posiblemente se materializan en menos de 5 años.

Fuente: CNN / AutoX