Una asociación de empresas, entre las que destacan Porsche y Siemens Energy, llevan a cabo la implementación de una planta industrial dedicada a la producción de combustibles sintéticos neutros para el clima en Chile. A este tipo de combustible ecológico se le conoce como eFuels. Para 2022 se espera lograr la producción de 130,000 litros, 55 millones para 2024 y 550 millones para 2026.

Porsche se plantea ser el principal cliente de eFuel para dar el ejemplo como empresa ambientalmente responsable. Entre los vinculados con el proyecto, destacan instituciones como la energética AME, la petrolera ENAP de Chile y la energética italiana Enel.

El combustible se produce a partir de la energía eólica, gracias a los fuertes vientos que soplan en el sur de Chile, en la provincia de Magallanes. Gracias a las relaciones de la empresa alemana Siemens Energy, el gobierno de Alemania respalda este proyecto con una inversión de unos 8 millones de euros del Ministerio Federal de Economía y Energía.

En este sentido, Christian Bruch, director ejecutivo de Siemens Energy, dijo: “Establecer una economía energética sostenible requerirá un replanteamiento. La energía renovable ya no se producirá solo donde se necesite, sino donde los recursos naturales como el viento y el sol estén disponibles a gran escala. Por tanto, van a surgir nuevas cadenas de suministro en todo el mundo para transportar energía renovable de una región a otra. Eso es especialmente importante para Alemania, que, en resumen, tiene que importar energía si va a satisfacer su demanda nacional. El hidrógeno llegará a desempeñar un papel cada vez más importante en el almacenamiento y transporte de energía. Por eso el apoyo del gobierno alemán al proyecto es una señal importante “.

Por su parte, Oliver Blume, director ejecutivo de Porsche, añadió:  “La electromovilidad es una prioridad absoluta en Porsche. Los eFuels para automóviles son un complemento útil para eso, si se producen en partes del mundo donde hay un excedente de energía sostenible disponible. Son un elemento adicional en el camino hacia la descarbonización. Sus ventajas residen en su facilidad de aplicación: los eFuels se pueden utilizar en motores de combustión e híbridos enchufables, y pueden hacer uso de la red existente de estaciones de servicio. Utilizándolos, podemos contribuir aún más a proteger el clima. Como fabricante de motores eficientes y de alto rendimiento, tenemos una amplia experiencia técnica. Sabemos exactamente qué características de combustible necesitan nuestros motores para funcionar con un impacto mínimo en el clima. Nuestra participación en la primera planta de eFuels comercial e integrada del mundo respalda el desarrollo de los combustibles alternativos del futuro “.

Fuente: Porsche Newsroom