Apple estaría trabajando en un proyecto para introducirse en la industria automotriz en 2024, . Se trata de un vehículo autónomo y eléctrico que contará con una tecnología revolucionaria en cuanto a su batería.

Los creadores del iPhone conocen esta iniciativa de manera interna como el “Proyecto Titán”, el cual ha sido evaluado desde 2014, sin avanzar mucho, pues para la compañía era prioritario liderar el mercado de electrónicos.

Doug Field, un ex colaborador de Tesla, es quien habría estado supervisando el proyecto desde 2018, cuando se retomó interés por el tema. En este terreno, Apple se enfrentaría a rivales como como Waymo de Alphabet Inc., que ha construido taxis robotizados para transportar pasajeros.

Al ser un proyecto no conocido por el público, no se saben demasiados detalles, como por ejemplo si los vehículos serán autónomos, con conductor, o con ambas modalidades. Tampoco se tiene información en cuanto a su diseño físico. Lo que al parecer sí promete revolucionar la industria sería el diseño de batería, la cual reducirá los costos para aumentar la autonomía de los vehículos.

Apple es una empresa poderosa, pero por más que lo sea fabricar un vehículo no es cosa fácil. Elon Musk tardó 17 años en establecer Tesla de manera rentable. Sin embargo, las fuentes internas de la compañía indican que se sienten optimistas. “Si hay una empresa en el planeta que tiene los recursos para hacer eso, probablemente sea Apple. Pero al mismo tiempo, no es un teléfono celular”.

Se desconoce qué proveedor se encargará del ensamble del vehículo, pero está claro que se necesitará de un aliado especializado para cumplir con el proyecto. Además, aunque el proyecto esté previsto para 2024, las posibilidades de que se retrase a 2025 o más allá son muy altas.

El automóvil de Apple podría tener múltiples sensores para escanear diferentes distancias. Algunos sensores podrían derivarse de las unidades desarrolladas internamente por Apple. Los modelos iPhone 12 Pro y iPad Pro de Apple lanzados este año cuentan con este tipo de sensores. Apple espera revolucionar el mercado a un grado tan profundo como cuando se vio por primera vez un iPhone.

Trip Miller, socio gerente del inversor de Apple Gullane Capital Partners, dijo que podría ser difícil para Apple producir grandes volúmenes de automóviles desde el principio. “Me parecería que si Apple desarrolla algún sistema operativo avanzado o tecnología de batería, sería mejor utilizarlo en sociedad con un fabricante existente bajo licencia. Como vemos con Tesla y las compañías automotrices heredadas, tener una red de fabricación muy compleja en todo el mundo no sucede de la noche a la mañana”, argumentó Miller.

Fuente: Reuters