La empresa SUN Mobility de India desarrolló un servicio de suscripción que provee baterías intercambiables, conectadas vía la nube, para vehículos eléctricos, especialmente para flotas; de la mano de Piaggio Vehicles Pvt. Ltd. El servicio se presta en India, el servicio es muy utilizado por conductores de tuk tuks, además de camiones.

Los tuk-tuk son vehículos de tres ruedas muy populares en India y otros países de Asia. Se caracterizan por el fuerte ruido de su motor y por ser altamente contaminantes. Sin embargo, los Auto Ape’ E-City (el tuk tuk eléctrico de Piaggio) son diferentes. Son silenciosos y limpios, no liberan humo que perjudique al medio ambiente o a los transeúntes.

Umesh Yadav es propietario de un tuk tuk eléctrico que utiliza en Nueva Delhi, ciudad catalogada como la ciudad más contaminada del mundo. Cada vez que se queda sin batería, la intercambia con su suscripción en una de las estaciones de Sun Mobility. El cambio es tan sencillo como hacerlo en una cámara digital.

El joven de 29 relató en torno a su experiencia: “Puedo correr durante mucho más tiempo durante el día sin tener que detenerme durante unas horas para cargar mi auto-rickshaw. Lo estoy disfrutando mucho”.

SUN Mobility es una startup de Bangalore que desarrolló esta solución con la dirección de su fundador, Chetan Maini. “Estaba trabajando en la casa y me quedé sin energía en el taladro eléctrico. Hice lo que había hecho varias veces antes: cambié la batería y volví a trabajar. Me dio una idea del camino a seguir. ¿Por qué la gente no puede cambiar las baterías de sus vehículos eléctricos?”, dijo Chetan Maini. Aspira a que sus baterías intercambiables revolucionen el sector de los vehículos eléctricos y la vida urbana en general.

Por más entusiasmo que puedan producir estas soluciones, el crecimiento y la popularidad de la movilidad eléctrica ha sido lento debido a que no hay una infraestructura robusta para estas soluciones.

Un informe de MarketWatch señala que que hay aproximadamente 250 estaciones de carga públicas que operan en la India y solo se vendieron 156,000 vehículos eléctricos en el país en 2019-20, una fracción minúscula de los 231 millones de vehículos vendidos en ese período.

Maini argumenta que la desconfianza que existe de que una batería rinda todo un viaje o una jornada completa causa que los conductores decidan no renunciar  a los vehículos de motor tradicional.

Fuente: Microsoft / Piaggio