Las baterías para autos eléctricos capaces de recargarse en 5 minutos ya son una realidad gracias a la empresa israelí StoreDot y el fabricante chino Eve Energy.

En el marco de la crisis climática, limpiar la industria de la movilidad vehicular con soluciones eléctricas supone una de las grandes metas de la década; sin embargo la falta de infraestructura y la desconfianza del rendimiento de la energía es una de las principales trabas para la transición de motores de diésel a eléctricos.

StoreDot ya ha comercializado impresionantes baterías de carga rápida para teléfonos y scooters, ahora decidieron dar un paso más allá en el ámbito del automovilismo. Empresas como Daimler, BP, Samsung y TDK han invertido en StoreDot, para la recaudación total de unos 130 millones de dólares según Bloomberg.

La compañía ya está trabajando para perfeccionar este producto. Se prevé que para 2025 se estandarice el uso de baterías que puedan recargarse en cinco minutos y rindan durante unas 160 kilómetros.

“La barrera número uno para la adopción de vehículos eléctricos ya no es el costo, es la ansiedad por el alcance. O tienes miedo de quedarte atascado en la carretera o vas a necesitar sentarte en una estación de carga durante dos horas. Pero si la experiencia del conductor es exactamente como cargar combustible, toda esta ansiedad desaparece “, dijo Doron Myersdorf, director ejecutivo de StoreDot.

“Se consideraba imposible cargar una batería de iones de litio durante cinco minutos. Pero no estamos lanzando un prototipo de laboratorio, estamos lanzando muestras de ingeniería de una línea de producción en masa. Esto demuestra que es factible y comercialmente listo “, añadió.

Por lo general baterías de iones de litio existentes utilizan grafito como un electrodo, en el que se introducen los iones de litio para almacenar la carga; sin embargo la carga rápida pueden deteriorar estas baterías en el mediano o largo plazo.

A diferencia de esto, StoreDot reemplaza el grafito con nanopartículas semiconductoras en las que los iones pueden pasar más rápida y fácilmente. La empresa espera presentar los primeros prototipos para finales de este año.

En la actualidad existe una carrera global por el desarrollo de baterías de carga rápida para consolidar el mercado de la conducción eléctrica. En ella participan empresas como Tesla, Enevate, Sila Nanotechnologies y Echion.

Sobre este tema, Elon Musk, CEO de Tesla, recientemente tuiteó: “La producción de celdas de batería es el limitador de velocidad fundamental que ralentiza un futuro energético sostenible. Problema muy importante “.

Fuente: The Guardian