Uno de los planes del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, para afrontar la crisis climática es reemplazar la flota de autos y camiones del gobierno con vehículos eléctricos. Así lo anunció durante la firma de su orden ejecutiva, “Buy America“.

El gobierno estadounidense cuentan con cientos de miles de vehículos para sus distintas operaciones en el país, por ello, reemplazar las unidades llevará cierto tiempo y dinero. Tesla, General Motors, Nissan Motors y Ford son algunos de los grandes fabricantes locales que podrían impulsar la aceleración de este proyecto.

“Las ofertas actuales son bastante escasas, pero la industria está a punto de desatar una avalancha de nuevos productos, y muchos de ellos se fabricaron en América del Norte. Casi todas las plantas de EE. UU. tendrán un producto híbrido o eléctrico”, señaló Kristin Dziczek, vicepresidenta de industria, trabajo y economía del Center for Automotive Research (CNBC).

Muchos se preguntan si los vehículos híbridos serán parte de esta transición, sin embargo, de acuerdo a la promesa de “reemplazar la flota con vehículos eléctricos son cero emisiones”, se presume que no.

Para ser exactos, el gobierno estadounidense cuenta con 645,000 vehículos que recorrieron más de 7 mil millones de kilómetros y consumieron 1,420 millones de litros de gasolina. Así lo reveló la Administración de Servicios Generales (GSA, por sus siglas en inglés).

Biden no se atrevió a especificar un plazo para cumplir con este proyecto. Por otro lado señaló que el mismo permitiría la creación de un millón de nuevos empleos en Estados Unidos. También agregó que prepara políticas para que al menos 50%  de las piezas utilizadas en el ensamble de vehículos sean fabricados en Estados Unidos.

“El umbral de contenido del 50% no es lo suficientemente alto, y la forma en que medimos el contenido no tiene en cuenta los empleos y la actividad económica de Estados Unidos. Vamos a cambiar eso también. La acción ejecutiva que firmo hoy no solo requerirá que las empresas fabriquen más de sus componentes en Estados Unidos, sino que el valor de esos componentes está contribuyendo a nuestra economía, medido por cosas como una cantidad de empleos estadounidenses creados y / o respaldados”, dijo el presidente Biden.

Tanto GM como Ford, celebraron a través de comunicados el nuevo planteamiento de Biden para su país.

Fuente: CNBC