En noviembre de 2021, los visitantes de la ciudad inglesa de Coventry, en Inglaterra serán testigos de un aeropuerto para vehículos voladores. En este aeropuerto habrá un dron que transporta pasajeros y un vehículo eléctrico operativo de despegue y aterrizaje vertical.

Para este proyecto, el gobierno británico seleccionó a Urban-Air Port. La intención es impulsar una infraestructura de vehículos innovadores con cero emisiones. A través de una licitación, la empresa ganó una subvención de 1.65 millones de dólares para desarrollar esta instalación en Coventry.

“Con el respaldo del gobierno de Reino Unido y el respaldo de Hyundai Motor Group, desarrollaremos el primer aeropuerto en pleno funcionamiento del mundo”, indicó el fundador y presidente ejecutivo de Urban Air-Port, Ricky Sandhu. Agregó que a pesar de los avances en materia de autos voladores, la necesidad de desarrollar una infraestructura sólida casi no ha tenido atención.

Es muy importante aclarar que los autos voladores son drones de mayor tamaño, a menudo con diseños similares a los automóviles tradicionales, y su desarrollo en el mundo se ha popularizado por ser una solución innovadora y sustentable.

 “No se puede bajar o subir al tren a menos que llegue a la estación de tren, por lo que la infraestructura terrestre de apoyo es absolutamente clave”, argumentó Sandhu.

Fuente: Forbes