Repsol en conjunto con IBIL construyeron la primera “electrolinera” con la capacidad de almacenar energía para reutilizar baterías de vehículos eléctricos, como autobuses. Este desarrollo tecnológico e industrial simplifica y facilita la instalación de puntos de recarga de 50 kW en ubicaciones que no cuenten con suficiente potencia eléctrica, o bien donde el costo de la inversión en red haga inviable otras alternativas.

El término “electrolinera” hace referencia a las gasolineras tradicionales, se refiere a estaciones de carga para vehículos eléctricos. No solo Repsol ha conseguido avances en este sentido, otras empresas como Ibil, Irizar e Ingeteam desarrollan este tipo de soluciones para fortalecer la infraestructura del mercado automotriz eléctrico.

La propuesta de Repsol incluye darle una segunda vida a las baterías. Iniciarán pruebas en España para luego considerar extenderse por el mundo. La compañía apunta que este sistema simplifica el proceso de instalaciones de estaciones de carga de 50 kilovatios en zonas con poca potencia eléctrica, pues reduce el esfuerzo en 70%.

Entre otras ventajas, destaca el poder instalar las electrolineras en espacios más reducidos de lo convencional y menor costo operativo, además de la posibilidad de reutilizar baterías de vehículos pesados. Irizar, Ingeteam, Cidetec y Gureak han colaborado con Repsol y el EVE para la construcción de estos centros y garantizar su eficiencia. El gobierno vasco de España también ha hecho aportes para el desarrollo del proyecto.

A la fecha, Repsol ya cuenta con 250 puntos de acceso, 70 son de carga rápida y 2 ultrarrápida, el resto son estándar. El sistema además ofrece información sobre cuándo recargar la batería de la unidad y cuándo obtener potencia de la red de carga. Repsol lleva tiempo en el desarrollo de estas estaciones. Hace dos años, en 2019, cuando inauguró su primera instalación ultrarrápida expresó su orgullo por tener “la más potente de Europa”.

“Este segundo punto de recarga ultra-rápida permite a Repsol seguir siendo un referente en movilidad en la Península Ibérica, donde ya participamos en la mayor red de recarga eléctrica pública. Esta instalación de Ugaldebieta es un claro ejemplo de la apuesta de Repsol por la innovación y el desarrollo de nuevos productos y servicios adecuados a las necesidades de los clientes”, dijo Josu Jon Imaz, consejero delegado de la petrolera, en ese entonces.

Fuente: Expansión