Poco tiempo después de que Jaguar anunciara que venderá solo vehículos eléctricos a partir de 2025, Ford anunció que hará lo propio en Europa, pero para 2030.

El popular fabricante se comprometió con este objetivo el pasado 17 de febrero. Detalló que se esforzará para que los únicos autos que venda en Europa a partir de 2030 sean eléctricos o al menos híbridos enchufables. En cuanto a los híbridos, si bien proyectan que se seguirán vendiendo en 2030, dejarán de fabricarse para dedicarse totalmente a los eléctricos.

Ford había anunciado una inversión de 22,000 millones de dólares para finales de 2025 con el fin de estimular la transición de su producción hacia los vehículos eléctricos. Cabe señalar que esta cantidad de dinero duplica lo que han venido invirtiendo en los últimos cinco años.

Uno de los primeros proyectos en recibir una parte de este financiamiento será una importante campaña de modernización en las instalaciones de ensamblaje de vehículos de Ford en Alemania. Esta es la instalación central más grande de Ford Europa. La inversión se utilizará para transformar las líneas de montaje existentes para producir un vehículo de pasajeros totalmente eléctrico y capacitar al personal en consecuencia.

La compañía iniciará la producción de un nuevo modelo en esta planta en 2023. Sobre esto, Ford dijo que explorará el potencial para agregar un segundo modelo a largo plazo.

El presidente del comité de Ford, Martin Henning, explica que “la decisión de convertir el sitio de producción y desarrollo en Alemania en el centro de movilidad eléctrica de Ford en Europa es una señal importante para toda la fuerza laboral”.

“Ofrece una perspectiva a largo plazo para nuestros empleados y al mismo tiempo los alienta a ayudar a dar forma a este futuro eléctrico”, añadió el representante de la multinacional automotriz.

Fuente: The Verge