Nissan y Mitsubishi se unen para desarrollar un mini coche eléctrico que tendrá un precio de 18,000 dólares a través de subsidios,  para motivar a los conductores a abandonar los vehículos de gasolina. El auto se llamará “Kei”. Estará orientado al consumidor que pueda cubrir precios bajos y haga conducciones diarias de corta distancia. La batería tiene una autonomía de 200 kilómetros.

Inicialmente se comercializarán en Japón, donde tendrá un precio de 2 millones de yenes, con la posibilidad de caer al rango medio de 1 millón de yenes para algunos compradores después de tener en cuenta los subsidios locales en ciudades como Tokio. Los mini coches tienen un papel crucial en el mercado japonés, abarcando 40% de todos los automóviles, para la transición a sistemas eléctricos.

La mayoría de los autos eléctricos en Japón han sido muy costosos incluso tras subsidios. Por ejemplo, el Leaf de Nissan, con un alcance de 458 km, tiene un precio de lista de 4.41 millones de yenes, y los consumidores necesitan desembolsar más de 3.5 millones de yenes. El i-MiEV de Mitsubishi Motors, por su parte, cuesta unos 3 millones de yenes.

Suzuki Motor y Daihatsu Motor, las dos empresas con mayor experiencia en la fabricación de coches compactos en Japón, están enfocados en los híbridos por su facilidad de implementación.

El especialista Sanshiro Fukao, del Instituto de Investigación Itochu, ve que estos vehículos desempeñan un papel en la infraestructura eléctrica y también venden el exceso de energía a la red, un concepto conocido como “vehículo para todo”.

“El Nissan Leaf y el Mitsubishi i-MiEV sirvieron como un salvavidas como ‘baterías móviles. Ambas empresas han acumulado años de experiencia en vehículos para todo”, dijo Fukao.

Fuente: Nikkei Asia