IKEASkyUberVattenfallVolvo Cars son empresas vanguardistas en temas de sustentabilidad en sus cadenas de valor. Están reuniendo firmas para exigir a la Unión Europea decretar una fecha límite para la venta de automóviles de gasolina en 2035. La intención es impulsar a otras empresas a descarbonizar sus flotas de vehículos de cara a los objetivos climáticos globales.

Cabe destacar que los autos generan 15% de todas las emisiones de CO2 de Europa y 26% de las emisiones tóxicas de óxido de nitrógeno, lo cual ocasiona la muerte de 54,000 europeos al año. Como dato adicional, Europa invierte más de 200,000 millones de euros en petróleo. 

Más de 27 empresas y organizaciones internacionales piden que la venta de automóviles de combustión termine en 2035.

“Al planificar convertirse en una empresa de automóviles totalmente eléctricos para 2030, Volvo Cars tiene la intención de marcar el ritmo en la transición hacia la movilidad con cero emisiones dentro de nuestra industria. Pero también se necesita una dirección y un apoyo gubernamentales claros para acelerar esta transición. A este respecto, Volvo Cars se complace en sumarse a esta convocatoria de la Comisión Europea para proponer una fecha de finalización de las nuevas ventas de vehículos con motor de combustión interna dentro de la UE para 2035. También se necesitan medidas adicionales para aumentar la demanda de los consumidores de vehículos electrificados en la UE, incluyendo el rápido desarrollo de una infraestructura de carga integral”, dijo Anders Kärrbergdirector de sostenibilidad global de Volvo Cars.

La comisión encargada en llevar a cabo este proyecto introducirá en junio una propuesta con objetivos para impulsar a los fabricantes a transitar hacia la sustentabilidad, para poder al menos reducir 55% de las emisiones generadas por el sector para 2030.

“Los objetivos ambiciosos de la UE son fundamentales para acelerar la adopción de vehículos eléctricos. El objetivo de eliminación de la UE y la cooperación de todo el ecosistema de vehículos eléctricos permitirán una transición más rápida hacia una movilidad más sostenible que Uber apoyó a través de sus propios objetivos de convertirse en un 50% eléctrico para 2025 en siete ciudades y 100% para 2030 en toda Europa “, señaló Anabel Díazdirectora general regional para Europa, Oriente Medio y África de Uber.

Fuente: Transport & Enviroment