Fiat planea ser una empresa 100% dedicada a los vehículos eléctricos. A partir de 2025 intentará marcar un punto final con la producción de autos a gasolina.

Actualmente la compañía está promoviendo su modelo eléctrico Fiat 500, anunciado en marzo, diseñado para entornos urbanos.

Al principio, una versión anterior de este modelo generó controversia entre los especialistas y para los directivos de la compañía, pues el entonces CEO, Sergio Marchionne, dijo memorablemente que esperaba que no se comprara el vehículo eléctrico, ya que le costaba a la compañía 14,000 dólares cada vez que se vendía uno.

El modelo actual parece estar mejor encaminado y tiene hasta 199 millas de alcance en su ciclo de autonomía, 85kW de soporte de carga rápida y un precio de etiqueta de 40,000 dólares.

“Es nuestro deber llevar al mercado autos eléctricos que no cuesten más que los que tienen un motor de combustión interna, tan pronto como podamos, en línea con la caída de los costes de las baterías”, dijo Olivier François, CEO de Fiat y CMO de Stellantis.

“Estamos explorando el territorio de la movilidad sostenible para todos: este es nuestro mayor proyecto. Entre 2025 y 2030, nuestra línea de productos se convertirá gradualmente en solo eléctricos. Este será un cambio radical para Fiat”, añadió.

Ciertamente, el nuevo 500 eléctrico es una perspectiva mucho más atractiva como vehículo eléctrico que el antiguo 500e. El modelo descontinuado, sacado de la línea estadounidense en 2019, contaba con un alcance de solo 87 millas con una carga completa, considerablemente menor que el actual.

Fiat no es la única empresa que busca un cambio de imagen eléctrico en esta década. Jaguar anunció a principios de este año que también se convertiría en una empresa enfocada a los vehículos eléctricos a partir de 2025.

Fuente: Slash Gear