Roll-Royce ha puesto a trabajar a su equipo de Investigación y Desarrollo para modificar sus operaciones, con el fin de alcanzar las cero emisiones en sus operaciones para 2030 y luego, para 2050, en toda su cadena de valor.

En su reporte, ‘Leading the Transition to Net-Zero Carbon’, se describen métodos para lograr estos objetivos.

Rolls-Royce ha esbozado planes para revisar su gasto en I + D y sus ofertas de productos en un intento por alcanzar operaciones netas cero emisiones para 2030 y cero netas en toda la cadena de valor empresarial para 2050.

La mayor parte de las emisiones de la compañía residen en su cadena de valor, por lo cual aseguraron que ahí enfocarán la mayor parte de sus esfuerzos.

El 75% de la financiación de Rolls-Royce estará dirigido al área de Investigación y Desarrollo, para invertir en tecnologías bajas en carbono para 2025.

Como resultado de esta inversión, las emisiones de por vida de los nuevos productos y servicios vendidos al sector de sistemas de energía deberán reducirse en un 35% para 2030, según los nuevos objetivos basados ​​en la ciencia. Las tecnologías que incluyen microrredes y sistemas de almacenamiento de energía se venderán en mayores cantidades bajo los nuevos planes, al igual que las celdas de combustible que pueden proporcionar energía limpia a los procesos industriales y vehículos pesados.

Rolls-Royce busca que todas sus unidades puedan funcionar con combustible de aviación 100% sostenible a partir de 2023.

El combustible sostenible puede reducir las emisiones del ciclo de vida hasta en un 70% en comparación con el combustible para aviones tradicional. Sin embargo, la mayoría de las aerolíneas actualmente solo lo usan en pequeñas proporciones en mezclas, en parte debido a la falta de suministro y en parte porque las regulaciones internacionales actuales limitan las mezclas de biocombustibles al 50%. El informe de Rolls-Royce afirma que se está preparando para cambios en la legislación y la tecnología en el futuro cercano, lo que hará que SAF (combustible sostenible) tenga menos carbono y aumente la oferta.

Los aviones eléctricos e híbridos también están entre los planes de la compañía, pues consideran que este tipo de unidades juegan un papel clave en la descarbonización de la industria

En este sentido, la multinacional espera presentar su primer avión eléctrico en los próximos meses de este año.

Fuente: Capital