La multinacional Volkswagen escogió a Uruguay como el país sudamericano para lanzar varios de sus modelos 100% eléctricos. Incluso se realizó un acto ceremonial que contó con la asistencia del presidente Luis Lacalle Pou.

En Sudamérica, solo se habían vendido dos vehículos híbridos de Volkswagen; el Touareg Hybrid, en Argentina, y el Golf GTE, en Brasil.

Pablo Di Si, CEO de VW Sudamérica, hizo entrega de 10 modelos VW e-Up!

Dos autos fueron donados al Ministerio de Industria de Uruguay para formar parte de su flota de vehículos.

El e-Up! está fabricado en Europa y no debe confundirse con el modelo brasileño Up! que se vendió hasta el año pasado en Argentina. El e-Up tiene baterías de 32 kWh y un motor eléctrico que entrega 82 caballos de fuerza y ​​210 Nm de torque (en comparación, el brasileño Up! 1.0 Turbo tenía 101 hp y 165 Nm). Acelera de 0 a 100 km / h en 11,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 135 km / h para una autonomía máxima de 255 kilómetros. Las baterías son de iones de litio y se pueden recargar completamente en seis horas con un WallBox.

¿Por qué Uruguay?

“Hemos elegido Uruguay para lanzar el primer vehículo 100% eléctrico de la marca VW en América Latina. ¿Y por qué Uruguay? En primer lugar, quiero felicitar la política pública de décadas en Uruguay. He visto pocos países de América Latina que tienen la energía renovable que tiene Uruguay: es una política pública y una visión estratégica que se lanzó hace varias décadas. También quiero agradecer y destacar a nuestro socio, la familia Lestido, que durante 71 años han defendido a VW en Uruguay como si fuera suyo. ¡Traemos el e-Up! Electrificación democratizadora: son casi 260 kilómetros de autonomía, para un vehículo que se puede cargar tanto en casa como en todos los puntos de venta posibles que probamos durante dos años en Uruguay. Es un país con una infraestructura que funciona muy bien ”, argumentó Pablo Di Si.

Cabe destacar que Uruguay es un país que no tiene producción de petróleo, 98% de la energía eléctrica es de fuentes renovables.

Asimismo, Uruguay cuenta con las infraestructuras más robustas para autos eléctricos, la distancia entre cada punto de carga no supera los 100 kilómetros.

Fuente: Merco Press