Mercedes-Benz confirmó planes para trasladar toda su cartera de productos a vehículos eléctricos para 2030. Para ello, reveló que cuenta con una inversión de 47 billones de dólares.

La empresa además cuenta con planes para construir fábricas de baterías de energía eléctrica.

“El cambio de vehículos eléctricos está ganando velocidad, especialmente en el segmento de lujo, al que pertenece Mercedes-Benz. El punto de inflexión se está acercando y estaremos listos a medida que los mercados cambien a los eléctricos para fines de esta década ”, dijo Ola Källenius, director ejecutivo de Daimler AG y Mercedes-Benz AG.

Añadió que “este paso marca una profunda reasignación de capital. Al gestionar esta transformación más rápida y al mismo tiempo salvaguardar nuestros objetivos de rentabilidad, aseguraremos el éxito duradero de Mercedes-Benz. Gracias a nuestra fuerza laboral altamente calificada y motivada, estoy convencido de que tendremos éxito en esta nueva era emocionante “.

La compañía identificará sus futuras ofertas de vehículos eléctricos en tres “arquitecturas”: una para cubrir los vehículos de pasajeros de tamaño mediano a grande, otra para furgonetas eléctricas y vehículos comerciales ligeros y una plataforma tecnológica y de rendimiento de vehículos eléctricos dedicada.

En cuanto a modelos, se habla del desarrollo del Vision EQXX, un vehículo que tendrá un alcance de 965 kilómetros,

Hay que destacar que el año pasado, Mercedes-Benz se unió al Compromiso Climático de Amazon, estableciendo el objetivo de convertirse en un negocio sin emisiones de carbono para 2040, además de proveer 1,800 vehículos eléctricos de reparto para la multinacional de Jeff Bezos.

Daimler se ha comprometido a hacer que todos los automóviles de la cartera de la marca sean neutros en carbono en las próximas dos décadas. El compromiso cubrirá la etapa de fabricación, uso y final de vida útil de todos los automóviles de marca inicialmente, y Daimler también se compromete a trabajar con los proveedores para impulsar la creación de cadenas de suministro neutrales en carbono en el futuro.

Fuente: The Verge