Un estudio demostró que las bicicletas eléctricas realizan entregas 60% más rápido que camionetas en centro urbanos.

Según el reporte, las bicicletas pueden entregar alrededor de 10 paquetes por hora, en comparación a las camionetas que solo entregaron 6.

Además las bicicletas, independientemente de si tienen motor eléctrico o no, contribuyen a la reducción de emisiones de carbono en un 90%.

En el marco de la pandemia y, con ello, el aumento de entregas a domicilio por el comercio electrónico, se realizó este estudio para conocer las formas eficientes de operar en este sector. El tráfico vehicular y los puntos de estacionamiento son otros dos factores que ralentizan en gran medida las entregas en camionetas.

“Estimaciones recientes de Europa sugieren que hasta el 51% de todos los viajes de carga en las ciudades podrían ser reemplazados por bicicletas de carga. Por eso, es notable ver que, si tan solo una parte de este cambio ocurriera en Londres, estaría acompañado no solo por una reducción drástica de las emisiones de CO2, sino que también contribuiría a una reducción considerable de los riesgos de la contaminación del aire y el tráfico por carretera y colisiones, garantizando al mismo tiempo un sistema de transporte urbano de mercancías eficiente, rápido y fiable ”, dijo Ersilia Verlinghieri de la Active Travel Academy de la Universidad de Westminster y autora principal del informe.

Por su parte, Hirra Khan Adeogun, de la organización benéfica climática Possible, que encargó el informe con fondos de la Fundación KR, comentó: “Hemos visto que las entregas a domicilio se dispararon durante los cierres de Covid y es probable que esa tendencia continúe. Necesitamos con urgencia frenar y reevaluar cómo se mueven las mercancías a través de nuestras ciudades. Las bicicletas de carga son una solución que debemos respaldar ”.

El informe se elaboró con datos arrojados del GPS de la empresa Pedal Me, en un radio de 15 kilómetros en el centro de Londres. La investigación duró 100 días.

Además se identificó que las bicicletas eléctricas ahorraron cuatro toneladas de dióxido de carbono en este período, incluyendo las horas de comida de los repartidores.

Fuente: The Guardian