En Estados Unidos se probó una camioneta autónoma que viajó de Arizona a Oklahoma en un recorrido que duró 14 horas.

Este hallazgo puede significar que la conducción autónoma está en un nivel muy alto de su desarrollo y que incluso estas camionetas pueden ser autosuficientes.

La empresa  de tecnología encargada en la realización de dichas pruebas se llama TuSimple.

Uno de los puntos que más llama la atención es que la inteligencia artificial completó el viaje en 10 horas menos de lo que le hubiera costado a un humano, pues los conductores en promedio tardan 24 horas por las sesiones de descanso.

La camioneta trasladaba melones. No estaba completamente sola, había un supervisor sentado al volante.

El supervisor cuenta que solo tomó el control del vehículo al principio y al final del viaje, de resto se mantuvo en movimiento gracias a la tecnología de TuSimple.

Aunque hay avances en esta materia, de parte de muchas empresa, vale acotar que aún la tecnología de auto conducción no es perfecta y ha presentada fallas.

En ese sentido, Tesla, un fabricante líder de vehículos eléctricos en el mercado estadounidense, se enfrenta a la presión de las autoridades de carreteras por su función de automatización Autopilot, después de varios accidentes reportados.

Fuente: The Hill