El gobierno de Montreal, en Canadá, presentó un documento de 50 páginas donde detallan una estrategia para la electrificación de los sistemas de transporte de la ciudad a través de 23 objetivos previstos a cumplir en el transcurso de tres años.

Valérie Plante, alcaldesa de la localidad, confirmó que el proyecto contará con una inversión de 885 millones de dólares canadienses con lo cual se planea adquirír lo siguiente:

  • 30 autobuses públicos eléctricos de largo alcance y carga lenta y una cantidad no especificada de autobuses eléctricos de rango medio.
  • Mejoras en las estaciones de autobuses para permitir una mayor carga de la flota
  • 2,100 bicicletas eléctricas Bixi
  • 250 taxis eléctricos
  • 600 nuevas estaciones de carga

Además se llevarán a cabo iniciativas para priorizar la movilidad eléctrica como estacionamientos, parquímetros, planes de transición de flotas hacia unidades eléctricas, y más.

“Una semana después del alarmante informe del IPCC sobre el cambio climático, me enorgullece presentar, con mi colega @sophiemauzeroll, un audaz plan para la electrificación del transporte, que se implementará durante 3 años”, señaló la alcaldesa en su cuenta de Twitter.

Piloto de zona de bajas emisiones en 2023

Dentro de la estrategia de inversión de Montreal hay un guiño a uno de los objetivos más innovadores de la ciudad: “Prepararse para el despliegue” de un programa piloto de Zona de Baja Emisión (LEZ) en 2023.

Las zonas de bajas emisiones (también llamadas zonas o áreas de cero emisiones) son áreas designadas como espacios libres de emisiones y libres de ruido donde solo se permiten métodos de transporte de cero emisiones. Los estudios han encontrado que las LEZ de todo el mundo han dado como resultado la reducción de “más del 70% de las emisiones locales relacionadas con el transporte por carretera y más del 50% de los contaminantes atmosféricos clave”.

Fuente: Electric Autonomy