Según un estudio de Juniper Analysis se prevé en los próximos años un gran crecimiento de propuestas para la movilidad como servicio (MaaS, por sus siglas en inglés).

El análisis recoge datos de 2021 y anticipa 471 millones de desplazamientos sobre este concepto de movilidad como servicio. Para 2025, esta cifra ascenderá a 2,200 millones de viajes , lo que se traduce en un aumento de 370% en cuatro años.

En este sentido, la inversión pública y privada es clave para el desarrollo de nuevas propuestas de movilidad multimodal en los próximos años, que respondan a demandas de usuarios que ya hacen uso de servicios de transporte en tiempo real, donde la relación precio, eficiencia y sostenibilidad marcan la diferencia en el éxito y el fracaso.

“A medida que los viajes vuelven a la normalidad, los proveedores deben buscar maximizar los beneficios de sus servicios, ofreciendo tantas modalidades de transporte como sea posible a través de sus plataformas. Por lo tanto, la firma de alianzas para maximizar el valor de su oferta de MaaS debe considerarse la máxima prioridad”, señala Adam Wears, analista de Juniper Analysis.

Todos ganan

Las proyecciones de beneficios son para todos los sectores. El consumidor tendrá más y mejores alternativas que le permitirá llegar a su destino e incluso ahorrar dinero, las ciudades podrían observar una reducción de tráfico vehicular y las propuestas tendrán mayor eficiencia y atraerán mayor volumen de usuarios en medios de transporte público.

El medio ambiente también se verá beneficiado por el ahorro de ahorro de emisiones de CO por valor de 14 millones de toneladas métricas en 2025. 

Solo en 2021, se anticipa que la MaaS ahorre aproximadamente 3 millones de toneladas métricas de carbono.

También se debe considerar el aumento de soluciones eléctricas en servicios de taxi y autobuses privados, que impactarán positivamente en el ambiente durante los próximos cuatro años.

El análisis apunta que “la inversión en tecnologías de electrificación por parte de los organismos gubernamentales, para acelerar la adopción entre los operadores de transporte público y beneficiarse antes de los vehículos de menor emisión”.

Fuente: El Español