Iveco y EasyMile se encuentran en un proceso de prueba de un autobús autónomo y eléctrico, destinado a realizar rutas urbanas en Europa.

Hasta el momentos los resultados han sido satisfactorios. El vehículo ha demostrado poder desplazarse en la vías para autobuses, así como en zonas privadas.

La unidad mide 12 metros y cuenta con la capacidad de transportar hasta 100 pasajeros de forma cómoda y segura. Las tecnologías integradas en el autobús incluyen controles de seguridad y software de navegación.

El sistema de conducción autónoma (ADS) integrado del autobús permite que el autobús se posicione a menos de 10 cm en estaciones de transporte, lo que facilita la entrada de usuarios en sillas de ruedas.  

En cuanto a su velocidad, ha logrado alcanzar máximo de 40 km por horas. Las pruebas concluyeron que la tecnología también es efectiva a velocidades autónomas superiores a 70 km por hora.

La inteligencia artificial empleada permiten que el autobús se anticipe a las fases de los semáforos, lo que significa paradas y reinicios suaves con menos consumo de energía. Además, las maniobras y paradas precisas también permiten el estacionamiento automático de la unidad.

El gerente general de EasyMile, Benoit Perrin, dijo: “Estamos muy orgullosos de esta nueva colaboración con Iveco Bus, un líder reconocido y experto en transporte público, que surge después de que nuestro exitoso proyecto conjunto STAR comenzara en 2017. También muestra la madurez de nuestro tecnología. La tecnología autónoma aporta una serie de beneficios a las operaciones de los autobuses, desde seguridad adicional hasta estacionamiento optimizado o mejores servicios al cliente a bordo. Juntos esperamos poder ofrecer esta nueva solución innovadora a las autoridades de transporte público”.

Por su parte, Stéphane Espinasse, presidente de la marca Iveco Bus: “Como fabricante que tiene un compromiso de larga data con el desarrollo de sistemas de asistencia al conductor, Iveco Bus se enorgullece de los resultados de este proyecto de autobús autónomo de nivel 4 . Las pruebas realizadas validan, entre otras cosas, una velocidad de 40 km / h. Son una etapa adicional y necesaria, pero no final, del proyecto en el que continuaremos avanzando con nuestros socios. Las funciones de seguridad y gestión del vehículo nos permiten ahora planificar la siguiente etapa, es decir, las pruebas en condiciones de funcionamiento”.

Fuente: Sustaintable Bus