Según un estudio del Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL, por sus siglas en inglés), para 2025 los camiones comerciales eléctricos podrían más competitivos que los tradicionales en algunos escenarios operativos.

Durante el análisis se compararon seis tecnologías líderes de tren motriz para cuantificar el costo total de propiedad de diferentes opciones de camiones e identificar escenarios operativos donde cada tecnología puede tener un ventaja económica.

Se evaluaron unidades convencionales de diésel, híbridos, de gas natural comprimido y eléctricos.

“Nuestro objetivo era proporcionar una comparación cuantitativa de varios sistemas de propulsión para resaltar las posibles implicaciones de vida útil de cada tecnología. Este análisis encontró que los sistemas de propulsión eléctricos de batería y de hidrógeno podrían tener un TCO (Costo Total de Operación por su siglas en inglés) competitivo ya en 2025, incluso para los vehículos de Clase 8, que son notoriamente difíciles de descarbonizar”, Chad Hunter, autor principal del informe y ex investigador de NREL.

Este estudio de TCO cuantifica los costos indirectos, por ejemplo, el costo de la capacidad de carga perdida debido a un tren motriz más pesado o el costo del tiempo de permanencia dedicado al reabastecimiento o recarga, junto con los costos directos de comprar, mantener, repostar o cargar y conducir un vehículo. . Comprender estos costos indirectos es fundamental para comprender todas las implicaciones económicas de un cambio hacia el transporte de cero emisiones.

T3CO ( Transportation Technology Total Cost of Ownership) presenta un enfoque integrado de extremo a extremo para evaluar todos los costos y permitir comparaciones consistentes entre tecnologías y vocaciones.

Usando el nuevo modelo avanzado de TCO, el T3CO, los investigadores de NREL evaluaron todos los costos directos e indirectos de cada tecnología de tren motriz para tres vocaciones de camiones diferentes: Clase 8 de largo recorrido (rango de 500 a 750 millas); Clase 8 de corto recorrido (alcance de 300 millas); y entrega de paquetes de clase 4 (alcance de 120 millas).

Para profundizar en el análisis, los investigadores compararon los trenes de potencia durante múltiples períodos de tiempo para ilustrar cómo las reducciones en el precio del combustible de hidrógeno y las baterías son clave para acelerar la electrificación de vehículos de servicio mediano y pesado.

El análisis encontró que cada tecnología de tren motriz puede tener una ventaja económica sobre la base del TCO en ciertas condiciones operativas comerciales, dependiendo del precio del combustible obtenido.

Fuente: Green Car Congress