La empresa mexicana de transporte terrestre y logística Trucka está comprometida con la incorporación de vehículos pesados, propulsados por energías limpias, para reducir su huella de contaminación.

En este sentido, ha adquirido camiones de gas natural comprimido (GNC) y gas natural licuado (GNL), para acercarse a las metas enmarcadas en sus compromisos anunciado en 2019.

El director general de Trucka, José de Jesús Castañeda, indicó: “La primera acción que tomó fue identificar el trabajo con proveedores que tomaran el reto junto con Trucka, al tiempo de identificar la red de infraestructura para surtir del gas natural dentro de las zonas de operación”

En México hay otras tres marcas de transporte terrestre enfocadas en el cumplimiento de objetivos climáticos, son Scania, Sitrak y FAW.

Entre los avances destacables de Trucka, está la sustitución de 320 unidades de diésel por 162 tractocamiones de Sitrak, 100 de FAW y 58 de Scania. Todos estos vehículos son impulsados a partir de GNC y GNL.

Castañeda señala que se ha mejorado la relación con los operadores de los camiones, manejando un esquema de pago con bonos por kilómetros recorridos y rendimiento de combustible que incrementan sus ingresos hasta en un 60% adicional al salario.

“Se traduce en una menor rotación de personal, además de que la compañía valora al operador y sus rendimientos, pero el operador también valora a la empresa”, apuntó Castañeda.

“Incluso hemos tenido beneficios en materia de seguridad vial, con los chatos hemos reducido nuestra siniestralidad por debajo de la prima que se paga de la póliza, claro que está alineado con los procesos de operación de la flota ”, concluyó Castañeda.

Fuente: T21