En el marco de la cumbre climática COP26, celebrada en Escocia, el Gobierno de México anunció un compromiso de que a partir de 2040, todos los autos nuevos que se venderán serán sin emisiones.

La información fue  dada a conocer por la Secretaría de Economía en su cuenta de Twitter.

“La @SE_mx participó hoy en la reunión ministerial del Consejo para la Transición a Vehículos de Cero Emisiones en la COP26, y suscribió la declaración para que todos los automóviles nuevos que se vendan en el mundo a partir de 2040 sean de cero emisiones”, señaló el organismo.

La COP26 emitió una declaración de compromiso para que todos los autos nuevos que se vendan en el mundo después de 2040 sean sin emisiones. Dicha declaración indica que gobiernos, empresas y organizaciones del sector automotriz deben acelerar la transición hacia el uso de vehículos sin emisiones, siguiendo los objetivos del Acuerdo de París.

“Juntos, trabajaremos para que todas las ventas de automóviles y camionetas nuevas sean de cero emisiones nivel mundial para 2040 y, a más tardar, 2035 en los mercados líderes”, reza la declaración.

 “Trabajaremos intensamente para acelerar la proliferación y la adopción de vehículos de emisión cero. Hacemos un llamado a todos los países desarrollados para fortalecer la colaboración y la oferta de apoyo internacional para facilitar una transición global, equitativa y justa”, fue el compromiso firmado por los gobiernos del mundo, entre ellos México.

Algunas de las empresas de autos que firmaron este compromiso fueron: Avera Electric Vehicles, BYD Auto, Etrio Automobiles Private Limited, Ford Motor Company, Gayam Motor Works, General Motors, Jaguar Land Rover, Mercedes-Benz, MOBI, Quantum Motors y Volvo Cars.

“Trabajaremos para alcanzar un 100% de ventas de vehículos nuevos y camionetas con cero emisiones en los principales mercados para 2035 o antes, respaldados por una estrategia comercial que esté en línea con el logro de esta ambición, ya que ayudamos a generar la demanda de los clientes”, fue el compromiso firmado por las empresas del sector.

Fuente: Forbes