Actualmente se desarrolla la llamada carrera por la electromovilidad, que no es más que la competencia en sector automotriz por liderar el mercado de vehículos eléctricos en el mundo.

Entre los competidores fuertes, destacan empresas como General Motors, Volkswagen, Ford y Tesla. Se espera que se conozca a los ganadores y perdedores durante la próxima década.

La revista digital The Drive señala que Hyundai es uno de los favoritos para imponerse en esta competición.

El especialista John Voelcker indicó: “Esto es un análisis informado, no una garantía. Su batería eléctrica llegará rápido, ingresando al mercado masivo al mismo ritmo que las de GM y Ford. Hyundai es lo suficientemente inteligente como para no intentar competir en camionetas pickup eléctricas de tamaño completo, que sigue siendo el último bastión de la Detroit 2.5, entre otras cosas porque no se pueden vender en gran medida fuera de América del Norte. Los resultados mediocres para Nissan y Toyota después de 20 años de fabricar camionetas pickup de tamaño completo al estilo de los Estados Unidos brindan una lección práctica. Pero Hyundai tiene planes agresivos para el resto del mercado de camiones ligeros y vehículos de pasajeros”.

Voelcker opina que Hyundai tradicionalmente es una compañía que suele mejorar costos para los usuarios, manteniendo una calidad alta dentro de la industria. Lo que sería clave para liderar el mercado de electromovilidad, cuyo principal desafío actualmente es el precio de las unidades.

El experto citó que Hyundai “llegó tarde a los SUV, pero ahora tiene una línea completa que lidera sus ventas y ofrece una buena relación calidad-precio. Con el campo de juego nivelado principalmente por un cambio tecnológico, se espera que Hyundai haga lo mismo con los vehículos eléctricos, incluso cuando el mosaico global de regulaciones de emisiones y divisiones culturales significa que los diferentes mercados se moverán a diferentes velocidades”.

Voelker también asomó que Hyundai atacará el mercado de los vehículos propulsados con hidrógeno, aunque para soluciones de movimiento de carga y no de vehículos personales.

Fuente: The Drive