EasyMile se convirtió en la primera empresa de conducción autónoma autorizada para operar en Europa en el Nivel 4; es decir, autorizado para que sus unidades 100% autónomas circulen vías públicas.

Dicha autorización fue emitida por Ministerio de Transporte y el Ministerio de Transición Ecológica de Francia, con el asesoramiento del Ministro del Interior y las autoridades locales.

Los vehículos sin conductor circularán en las vías de Toulouse, Francia, como servicio público en el campus médico de Oncopole.

En junio de este año, EasyMile estaba comprobando la madurez de sus soluciones tecnológicas para que sus vehículos puedan circular en Francia a partir de septiembre de 2022.

La startup pasó rigurosas pruebas y ensayos en vivo, demostrando la seguridad y fiabilidad de su tecnología. La compañía recibió a Jean-Baptiste Djebbari, Ministro de Transporte de Francia, para presenciar pruebas en Toulouse.

Este acontecimiento supone un paso más para la estandarización de tecnología vanguardista en el sector de la movilidad.

 “Este es un paso importante hacia la comercialización real de la conducción autónoma, tanto en grandes emplazamientos privados como en vías públicas. Las aplicaciones de nuestra tecnología para mover personas y bienes continúan creciendo, especialmente en lugares como campus, parques comerciales, sitios industriales y comunidades planificadas maestras”, indicó el gerente general de EasyMile, Benoit Perrin.

«Estoy entusiasmado con el futuro a medida que cada vez más adoptan el transporte inteligente y compartido», añadió

¿Qué ofrecen las unidades de EasyMile?

Los vehículos de pasajeros compartidos de EasyMile están equipados con niveles apropiados de seguridad para operar de manera eficiente en una gran variedad de entornos. No hay humanos supervisores en cabina, sino que incluye supervisión remota, desbloqueando beneficios comerciales y operativos tales como:

Escalabilidad: Un centro de control puede supervisar varios vehículos desde cualquier lugar, lo que significa que es posible escalar a flotas de vehículos autónomos sin mano de obra adicional.

Flexibilidad: El servicio se vuelve completamente flexible ya que los vehículos se pueden desplegar inmediatamente a medida que surge la demanda, sin tener que esperar a que haya operadores adicionales disponibles. Este rendimiento de conducción brinda un servicio significativo para los usuarios.

Fuente: EasyMile