El sector comercial mexicano se interesa en convertirse en uno de los principales exportadores de vehículos eléctricos ante el crecimiento de este mercado.

Mónica Duhem Delgado, titular de la Unidad de Inteligencia Económica Global de la Secretaría de Economía, señaló que el país cuenta con una red de tratados internacionales que le permite llegar a consumidores dentro y fuera del país

Cabe destacar que el sector de la electromovilidad en 2019 tuvo un valor de 162,000 millones de dólares. La proyección para 2027 es que crezca a más de 800,000 millones.

 “Esto es 7 veces más en menos de 10 años, siendo el país número 5 productor automotriz hay una oportunidad muy clara de hacer la transformación que se tenga que hacer para formar parte de este mercado que viene creciendo y que es gigantesco”, señaló Duhem durante su participación en el Foro de Electromovilidad, organizado por la Secretaría de Economía.

Actualmente, México  es de los principales exportadores de vehículos a Estados Unidos, Alemania y Canadá. 

 “Lo que estamos haciendo parte de nuestro objetivo es buscar los potenciales económicos para el desarrollo de México y de la industria”, añadió.

La transición hacia la electromovilidad es inevitable y es una demanda global. México debe estar preparada para asumirla e impulsarla. 11 empresas fabricantes en el país se comprometieron a transitar hacia la electromovilidad, 25 empresas de transporte prometieron tener una flota de autobuses eléctricos y 40 gobiernos locales ya trabajan en sistemas de transporte público eléctrico.

“Si tomamos en cuenta el panorama de electromovilidad en México, ya aumentó en 41% la venta de automóviles eléctricos en 2020, entonces cuando estamos hablando de potencial del mercado no sólo estamos hablando de estos países a nivel mundial que ya anunciaron que van a cambiar su flotilla para autos eléctricos del cual nosotros queremos formar parte, también podemos observar una demanda interna clara creciente”, indicó Duhem Delgado.

Fuentes: Forbes