Suzuki Motor reveló que trabaja en un proyecto para una red de minicars que funcionaría a partir de 2025, con servicios nuevos como monitoreo remoto.

Tesla y Toyota son dos empresas que han liderado los servicios de conexión de vehículos a través de redes inalámbricas.

¿Por qué trasladar esta tendencia a los minicars? Pues porque conforman al menos el 40% del mercado automotor japonés.

No solo Suzuki tiene esto en mente, Daihatsu Motor, propiedad de Toyota, también estaría considerando atacar este subsector.

El lanzamiento de Suzuki sobre minicars conectados comienza con el modelo Spacia que saldrá este diciembre. Los coches conectados de Suzuki se conectarán a los operadores en caso de accidentes o averías. El sistema guiará automáticamente el automóvil al concesionario o taller de reparación más cercano. Un concesionario puede comprobar de forma remota si el coche no funciona correctamente.

Los dispositivos de comunicación y otros sistemas centrales se desarrollarán internamente. Parte de la tecnología vendrá de Toyota, que se ha asociado con Suzuki.

Según proyecciones, el mercado de los automóviles conectados representará 94.2 millones de dólares para 2035, el triple de 2019.

Cabe señalar también que la empresa japonesa se moviliza para desarrollar más soluciones en el sector de la electromovilidad. En este sentido, se espera el lanzamiento de un minicar eléctrico en Japón para 2025 con un costo aproximado de 8.700 dólares.

No solo se tendría pensado desplegar un sistema de este tipo en Japón, pues Suzuki tiene planes similares en India, con su subsidiaria Maruti Suzuki, que tiene una participación líder en el mercado de vehículos.

Fuente: Nikkei Asia