Las grandes ciudades de España, desde hace años, han buscado acelerar planes para la neutralidad de carbono en varios focos dentro de su sistema de movilidad urbana.

Si bien la pandemia ha sido clave para visibilizar la importancia de soluciones favorables para el medio ambiente, ha sido motivo de pausa de proyectos en este ámbito.

“Debemos adoptar decisiones que prioricen determinados usos y eso requiere excluir otros, y tenemos que tener claro que la movilidad si es eléctrica y compartida, mejor”, apuntó Andrés Boix, profesor de la Universidad de Valencia.

Por su parte, Rodrigo de Esteban Martínez, responsable de estrategia y relaciones institucionales de movilidad de Acciona: “la pandemia simplemente ha servido como un catalizador para darnos cuenta de la importancia que es recuperar esos espacios comunes de las ciudades de los que todos disfrutamos y que hasta estos momentos tenían como protagonista una utilidad dirigida plenamente al transporte”.

Borja Carabante delegado área de Gobierno Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, compartió su perspectiva sobre la capital española: “Vimos (en Madrid) con rapidez que había un deslizamiento de gente que utilizaba el transporte público con carácter habitual en periodo de prepandemia que lo dejó de utilizar y se pasó al vehículo privado por eso hoy en Madrid tenemos un 120% de tráfico respecto al año 2019, es decir, hay más tráfico ahora del que había con carácter prepandémico y sin embargo la EMT está al 80%”.

En el marco de la Nueva Normalidad, volvió la presencia excesiva de autos en las vías públicas, y con ello una cantidad considerable de emisiones nocivas para el medio ambiente. También, muchas personas han preferido el uso de sus coches particulares para no exponerse a los sistemas de transporte público, debido a que aún permanece el virus, si bien ya la población no es tan vulnerable.

 “Nuestro objetivo es descarbonizar el sector y sacar coches de las calles para ayudar a la descongestión”, dijo Rodrigo de Esteban Martínez, responsable de estrategia y relaciones institucionales de movilidad de Acciona.

Finalmente, Borja Carabante concluyó: “Hemos puesto en marcha un laboratorio de movilidad sostenible donde pretendemos un intercambio de opiniones que nos sirva para testar buenas prácticas”.

Fuente: AMP