Toyota anunció que invertirá 70,000 millones de dólares para electrificar sus productos de cara a 2030. Espera que la mitad de sus soluciones sean autos100% eléctricos con baterías, pues ven muchas oportunidades en el mercado de vehículos sin emisiones.

Sobre sus proyecciones, la compañía espera vender anualmente, en autos eléctricos, unos 3.5 millones de unidades para finales de la década, lo que representaría un tercio de sus ventas totales.

El director ejecutivo de Toyota, Akio Toyoda, confirmó que la empresa está siguiendo una estrategia de reducción de carbono que incluye la venta de híbridos y vehículos de hidrógeno.

«Queremos dejar a todas las personas con una opción, y en lugar de dónde o en qué nos enfocaremos, esperaremos un poco más hasta que entendamos hacia dónde se dirige el mercado», comentó Toyoda.

Toyota tiene planes concretos de introducir una línea completa de 30 vehículos eléctricos para 2030. Los vehículos eléctricos todavía representan solo una pequeña parte de las ventas de vehículos ligeros, pero el mercado está creciendo rápidamente, con nuevos registros hasta un 41% en 2020, incluso cuando el mercado mundial de automóviles se contrajo en una sexta parte ese año debido a la pandemia.

Durante la COP26, celebrada en noviembre, el gigante japonés no firmó el compromiso de eliminar gradualmente los automóviles y camiones ligeros de combustibles fósiles para 2040.

Además de los modelos electrificados, Toyota también está desarrollando motores de combustión interna que funcionan con combustible de hidrógeno.

Toyoda dijo que esta tecnología podría ayudar a salvar algunos de los 5.5 millones de empleos automotrices de Japón al permitir que la compañía mantenga las cadenas de suministro que desaparecerían con un cambio completo a los vehículos eléctricos.

Fuente: Autonews