En Japón comenzó a operar un DMV, se trata de un autobús con funciones duales que puede desplazarse tanto en carreteras como en rieles. Su debut se realizó en la ciudad de Kaiyo, en la prefectura japonesa de Tokushima.

Este vehículo cuenta con llantas de goma para desplazarse en las carreteras, sin embargo despliega ruedas de acero para engancharse en rieles de tren. Las ruedas del tren levantan los neumáticos delanteros de la vía mientras que las ruedas traseras permanecen abajo para impulsar el DMV hacia el ferrocarril.

El director ejecutivo de la compañía Asa Coast Railway, Shigeki Miura, que opera los DMV, dijo que los vehículos podrían ayudar a pueblos pequeños como Kaiyo con poblaciones que envejecen y se reducen, donde las empresas de transporte locales luchan por obtener ganancias.

«Este (DMV) puede llegar a los lugareños (como un autobús) y llevarlos también al ferrocarril. Especialmente en áreas rurales con una población que envejece, esperamos que sea una muy buena forma de transporte público», dijo el ejecutivo a Reuters.

El minibús DMV tiene la capacidad de transportar a 21 pasajeros, viaja en una  velocidad promedio 60 kilómetros por hora y llega hasta 100.

¿La mala noticia? La primera flota de este modelo estará propulsada por combustible de diésel, con una ruta pre establecida de la la isla de Shikoku en el sur de Japón, conectando varios pueblos pequeños y ofreciendo a los pasajeros un atractivo paisaje costero.

Fuente: Bus World