Kawasaki presentó un dron, llamado X1, que sirve para trasladar cargas muy pesadas y volumétricas, y será abastecido a través de un sistema de pequeños robots autónomos. Este vehículo aún está en etapa de prototipo, se espera que pase por una serie de pruebas antes de operar.

Lo más curioso entorno a este proyecto es la implementación de un sistema de carga de robots. Debido a su tamaño, poco más grande que un adulto promedio, tiene unas hélices que pueden ser mortales para quienes se acerquen demasiado.

Ahí es donde intervienen pequeños robots que, mediante pequeñas ruedas, se desplazan por el interior del vehículo para acomodar los objetos que están almacenados.

Este dron tiene la capacidad de mover hasta 100 kilos en el aire, lo cual es bastante impresionante, mayor que casi todos competidores, ¿pero a qué costo?

Kawasaki, a cambio de desempeño, desarrolló este prototipo con un motor de gasolina tradicional, lo cual le brinda una mayor autonomía que los drones y Vtols eléctricos.

Si bien es un movimiento bastante arriesgado, en medio de una gran demanda por soluciones de cero emisiones, la compañía japonesa no ha dicho nada ante las críticas. Se desconoce si la versión final del prototipo seguirá siendo contaminante, pero especialistas afirman que hay una posibilidad de que no.

Kawasaki puntualizó que X1 es un proyecto que tiene el objetivo de responder a la escasez de trabajadores en la industria de la carga y la logística, vinculado al fenómeno del envejecimiento en Japón, que solo se refiere a que las nuevas generaciones en este país no sienten interés por llevar a cabo este tipo de trabajos.

Fuente: Digital Trends