El subsector de la fabricación de camiones cada vez está más cerca de funcionar al 100% con baterías de energía eléctrica, incluso para cubrir largas distancias sin huellas de emisiones para 2024.

Especialistas sostienen que, para lograr esto, se debe implementar una red de puntos de carga públicos de alta potencia y nocturnos en toda Europa a más tardar en 2025.

El medio Transport & Environment pidió a las compañías RE-xpertise y ef.Ruhr que examinaran la viabilidad técnico-económica de las estaciones de carga para camiones de larga distancia y su conexión a la red eléctrica. El estudio técnico evalúa posibles configuraciones de carga y conexión a la red para tres escenarios: una estación de autopista de alto y bajo tráfico, así como un centro logístico.

Los resultados de la evaluación arrojaron que un sistema de carga de camiones de alta potencia es técnica y económicamente factible y no plantearía ningún desafío fundamental con respecto a la conexión.

La conexión a la red representaría el 10% del costo de la infraestructura. El otro 90% estaría destinado a la inversión de capital y operación del equipo de la estación.

Es fundamental que para 2025 ya existan estaciones de carga de alta potencia para camiones que recorran largas rutas, según lo propuesto por el Reglamento de Infraestructura de Combustibles Alternativos (AFIR).

Transport & Environment argumenta que “es necesario simplificar los procedimientos de planificación, permisos y adquisiciones, eliminar cualquier obstáculo administrativo y acortar los tiempos de desarrollo. Como parte de AFIR, los llamados Marcos de Política Nacional deben exigir a los Estados miembros que garanticen que la obtención del permiso final y la autorización de construcción para una estación de carga de acceso público no demore más de seis meses a partir de la fecha de la solicitud inicial de permiso por parte de la empresa”.

Fuente: Transport & Environment