Bosch y CARIAD, subsidiaria de Volkswagen, sostienen una alianza para abordar el sector de conducción automatizada en cuestiones de producción en masa, con el fin de cubrir la demanda global.

Entre algunas funciones que desde ahora se conocen para las unidades Volkswagen en el futuro, destacan funciones que permitan a los conductores quitar temporalmente las manos del volante. Más concretamente, estas funciones son sistemas manos libres de Nivel 2 para conducción urbana, extraurbana y en autopista, así como un sistema que asume todas las funciones de conducción en autopista (SAE Nivel 3). La primera de estas funciones se instalará en 2023.

A su vez, los vehículos incluirán una plataforma virtual para sumar, mediante actualizaciones, nuevas funciones que se estén desarrollando con la colaboración.

En cuanto a las metas de experiencias digitales y producción en masa, el Dr. Markus Heyn, miembro de la junta directiva de Bosch, comentó lo siguiente: “Para los vehículos de propiedad privada, el progreso hacia la conducción automatizada ocurre paso a paso. En Bosch, hemos estado trabajando con éxito en esto durante muchos años. Junto con CARIAD, ahora aceleraremos el lanzamiento al mercado de funciones de conducción parcialmente y altamente automatizadas en todas las clases de vehículos y, por lo tanto, las pondremos a disposición de todos. Esto hará que la conducción en las carreteras sea más segura y relajada”.

«También podremos ofrecer las soluciones que creamos a nuestros otros clientes y, de esta manera, establecer nuevos estándares», añadió.

Ambas compañías cuentan con el expertise y décadas de experiencia en proyectos de producción en gran volumen y desarrollo de soluciones tecnológicas, como en este caso la inteligencia artificial.

“La conducción automatizada es clave para el futuro de nuestra industria. Con nuestra cooperación, fortaleceremos la reputación de innovación de Alemania. Bosch y CARIAD mejorarán aún más su experiencia en el desarrollo de tecnologías pioneras”, dice Dirk Hilgenberg, director ejecutivo de CARIAD.

“Esto subraya nuestra ambición de ofrecer las mejores soluciones posibles a nuestros clientes lo antes posible”, añadió.

Sobre las pruebas de los sistemas de inteligencia artificial, se mencionó lo siguiente:  “El mejor campo de pruebas para el desarrollo de la conducción automatizada es el tráfico rodado. Con la ayuda de una de las flotas de vehículos conectados más grandes del mundo, obtendremos acceso a una enorme base de datos. Esto nos permitirá llevar los sistemas de conducción automatizada a un nuevo nivel. Todos nuestros clientes podrán beneficiarse de esto”, indicó el Dr. Mathias Pillin, presidente de Bosch Cross-Domain Computing Solutions.

Por su parte, Ingo Stürmer, director de proyectos de la alianza en Cariard, añadió: “Juntos, podemos probar las funciones de conducción automatizada a una escala más amplia en vehículos reales e implementarlas más rápidamente. Nuestro trabajo de ingeniería se realizará de manera conjunta, con Bosch y CARIAD como un solo equipo. Nunca ha habido una alianza como esta en la industria automotriz”.

Fuente: CARIAD