Mobileye, propiedad del gigante de la tecnología Intel Corp, anunció planes para ingresar al mercado de las combis eléctricas y autónomas en Estados Unidos para 2024.

La empresa quiere ofrecer servicios más allá de taxis y vehículos de reparto.

Otras compañías como Benteler EV Systems y Beep, están desarrollando combis autónomas, y libres de emisiones, con la capacidad de 12 a 14 asientos para pasajeros. En este sentido, Mobileye está por el mismo camino.

Hinrich Woebcken, miembro de la junta asesora de Beep, reveló que las unidades de este negocio operarán en zonas donde los límites de velocidad sean de 60 kilómetros por hora.

La meta en 2024 es llegar a la venta de 10,000 a 15,000 unidades a escala global, con particular énfasis en Estados Unidos.

Mobileye planea implementar taxis autónomos en Israel y Alemania a finales de este año en espera de la aprobación regulatoria. También está trabajando con la startup Udelv de Silicon Valley para poner en servicio vehículos eléctricos automatizados en los Estados Unidos para 2023.

Johann Jungwirth, vicepresidente de servicios de Mobileye, afirmó que la empresa se encuentra en proceso de cumplimiento de requisitos de reguladores federales y estatales del país.

«Desde una perspectiva tecnológica, nos sentimos muy, muy optimistas y muy convencidos de que la tecnología está realmente cerca de estar lista», dijo Jungwirth.

Los servicios de transporte de esta índole ayudarán a ahorrar en los costos de los conductores y abordarán la escasez de estos, además de abordar problemas urbanos como las emisiones y la congestión.

Fuente: Reuters