Los vehículos eléctricos nunca han sido tan populares como lo son hoy en día, en pleno 2022. Cada vez las ventas de estos modelos suben y se ha convertido en un subsector que la industria de la movilidad no ha podido ignorar más, impulsado también por la demanda de actividades respetuosas con el medio ambiente.

En este contexto, muchos consumidores se preguntan si las baterías de iones de litio, usadas para propulsar estos vehículos, son lo suficientemente duraderas como para conservar la unidad a través del tiempo.

Si bien el mercado de los coches eléctrico ha crecido, un estudio de Deloitte revela que la mayoría de los estadounidense no quieren un modelo de este tipo. La investigación apunta que solo el 5% de los encuestados indicó que su próximo viaje sería a batería. Mientras que el 22% estaba abierto a algún tipo de electrificación, el 69% de los estadounidenses comprará un vehículo gasolina.

Popularmente se sabía que la falta de infraestructura era uno de los impedimentos para la aceptación de este mercado por parte de los consumidores, pero el estudio descubrió que la preocupación por la durabilidad de la batería.

Ante esta evidente interrogante, la revista especializada AutoEvolution, menciona lo siguiente: “Los propietarios no deben preocuparse por la durabilidad de la batería. La mayoría de ellos están diseñados para ser lo suficientemente robustos como para durar toda la vida útil del vehículo. Por supuesto, muchas variables pueden influir en la vida útil de una batería de iones de litio, pero la evidencia de la vida real muestra que muchos vehículos eléctricos pueden cubrir más de 322,000 km”.

La respuesta corta es que las baterías duran unos 8 años, y para la tranquilidad de los usuarios, los fabricantes ofrecen garantías para cubrir un eventual reemplazo.

“El desgaste normal de la batería no está cubierto a menos que la batería haya perdido más del 30% de su capacidad original dentro del período de garantía. Es importante saber que la mayoría de las garantías son transferibles a los nuevos propietarios cuando se vende el automóvil”, aclara la publicación.

Fuente: Auto Evolution