Volvo CarsStarbucks se unieron para desplegar un programa piloto que consiste en instalar cargadores de vehículos eléctricos en algunas de sus cafeterías dentro de Estados Unidos, con el fin de expandir la infraestructura de conducción libre de emisiones.

En el marco de esta alianza, Volvo instalará hasta 60 cargadores rápidos ChargePoint DC en 15 ubicaciones de Starbucks a lo largo de una ruta de 2,200 kilómetros desde el área de Denver hasta una sede de la multinacional en Seattle.

Volvo y Starbucks monitorearán de cerca las estaciones y evaluarán el uso por parte de los propietarios de vehículos eléctricos para determinar la posible expansión del programa, según un representante de las empresas.

En Estados Unidos y el mundo, la infraestructura de carga ha sido uno de los mayores obstáculos que limita a los usuarios transitar hacia la conducción sin emisiones.

Ambas compañías buscarán instalar una estación de carga por cada 160 kilómetros de distancia, ideal si se considera la autonomía promedio de las baterías. La instalación de los cargadores está programada para este verano y se espera que se complete a fines de este año.

Para poder utilizar los cargadores, los propietarios de vehículos eléctricos necesitarán una cuenta en la plataforma ChargePoint.

Los propietarios de Volvo pueden acceder a las estaciones sin cargo o con tarifas preferenciales, según un comunicado de prensa.

Starbucks toma esta acción como uno de sus esfuerzos de sostenibilidad, en busca de reducir la cantidad de emisiones de carbono en este país y el mundo.

En paralelo, la cadena de cafetines también están desarrollando un programa de reducción de vasos desechables.

Fuente: CNBC