El aumento de costo de energías en varios países del mundo han prendido las alarmas de los usuarios de coches eléctricos, por lo que podría suponer una mayor inversión en electricidad para su vehículo.

En este sentido, una investigación de Volkswagen Financial Services UK (VWFS) sugiere que ser propietario de un vehículo eléctrico seguirá ofreciendo grandes ahorros.

En el caso concreto del Reino Unido, donde se registró un aumento de energía de 54%, estimaciones señalaba que el costo de carga por vehículo eléctrico ascendería a 200 libras esterlinas por año en hogares.

Por cada 160 kilómetros recorridos,  el costo por recarga en las carreteras serían unas 5 libras esterlinas. Un coche de gasolina, recorriendo la misma distancia, su recarga tendría un costo de hasta 15 libras.

Con estas cifras, los costes de funcionamiento de un vehículo eléctrico serán alrededor de un tercio del coste en comparación con los equivalentes de gasolina y diésel.

“Si bien es posible que algunos conductores se hayan desanimado por el aumento de los costos de la energía, también hay varios incentivos para beneficiarse, como subvenciones o planes gubernamentales, descuentos o exenciones de impuestos especiales para vehículos, así como una exclusión del impuesto sobre el combustible”, señala el reporte de Volkswagen.

Cabe destacar que los beneficios e incentivos fiscales son cruciales al momento de determinar los costos de cada solución

Una investigación reciente de EDF Energy encontró que los propietarios de vehículos eléctricos podrían ahorrar más de £ 51,000 en combustible durante su vida útil, en comparación con el costo de cargar su automóvil.

Mientras tanto, los automóviles totalmente eléctricos con un valor inferior a £ 40,000 también están exentos del impuesto especial sobre vehículos, ahorrando hasta £ 2,245 para automóviles nuevos en su primer año en la carretera y hasta £ 490 por año después de eso.

Fuente: Electric Drives TV